Cadenas de valor, infraestructura y redes, según Aacrea.

Agroalimentos Argentinos II es un trabajo que analiza las características de la comunidad agroalimentaria argentina...

10deDiciembrede2005a las08:01

Agroalimentos Argentinos II, un informe publicado por Aacrea, profundiza sobre las principales características de la comunidad agroalimentaria en el país. En este trabajo, se analizan temas como cadenas, redes y clusters; investigación y desarrollo; calidad de vida e infraestructura de la población rural y cadenas de valor.

"La Argentina tiene por delante una extraordinaria oportunidad para fortalecer su competitividad internacional y su inserción en la economía mundial, a través de una mayor especialización productiva en la cadena agroalimentaria", señaló Teo Zorraquín, coordinador del área de economía de la organización y encargado de presentar el informe.

Según Aacrea, hoy la Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de girasol y soja, primer productor y exportador de limón y yerba mate, y primer exportador de pera, miel, mosto y hasta de carne de caballo, por citar algunos ejemplos. Además, destaca el informe, el sistema agroalimentario argentino tiene una especial importancia como productor de alimentos para la población y por ser la base sobre la que se estructura gran parte del espacio geográfico y la ocupación del territorio.

"El sector de agroalimentos representa el mayor empleador del país, la vía principal de ingreso de divisas y el eje articulador de las economías regionales", señaló Zorraquín.

Según el trabajo de Aacrea, aunque el Indec sostiene que la población rural argentina representa el 10,7% del país, de acuerdo al criterio aplicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el 45% de la población argentina es rural.

Más allá de esto, Aacrea destaca que son notables las diferencias que existen en la calidad de vida y en las oportunidades de desarrollo de los argentinos según las zonas en las que habitan. En regiones marginales (principalmente el NOA y el NEA), más de la mitad de la población rural habita en viviendas construidas con materiales no resistentes ni sólidos o, incluso, de desecho. Además, el trabajo de Aacrea avanza sobre el análisis de otros índices que ponen en evidencia las deficiencias en las poblaciones rurales, como que el 63% de la población rural no posee ningún tipo de cobertura.

Otro tema destacado por el trabajo es el hecho de los bajos montos invertidos en investigación tecnológica, clave para el crecimiento económico.

También, como base del desarrollo del país, se analizaron las diferentes cadenas y los problemas relacionados a la hidrovía y puertos. Así, Aacrea concluye que en 2003, las cadenas agroindustriales generaron 5,6 millones de puestos de trabajo en la Argentina.

Finalmente, además de las 23 producciones primarias que se describieron en Agroalimentos Argentinos I, en la segunda etapa se analizaron 18 más. "En un país donde muchos repiten que unos pocos productos son competitivos, es importante ampliar la mirada", afirmó Zorraquin. Así, se analizó la situación de colza, cebada, cártamo, avena, centeno, mijo, maní, equinos, conejos, caprinos, olivo, frutas finas, aromáticas y cultivos orgánicos. Además, se avanzó en temas como pesca, acuicultura y turismo rural.

"La producción de alimentos en la Argentina compone un complejo entramado de relaciones económicas, comerciales y sociales. Estas relaciones, con un marco adecuado de infraestructura y reglas claras, son una excelente base para la generación de riqueza y el desarrollo del país", concluyó Zorraquín.

Potencia agroalimentaria

El trabajo de Aacrea también destaca la importancia de los conceptos de cadenas, redes y clusters, como primer paso para desarrollar las economías locales.

El concepto de clusters se refiere a empresas e instituciones localizadas en una reg

Temas en esta nota