Bonos y acciones locales, ajenos a la recuperación

Presentan más demandas por el default

Por
14deDiciembrede2005a las08:44

a recuperación que mostraron los mercados emergentes tras conocerse los fundamentos de la decisión de la Reserva Federal no alcanzó a los títulos públicos y las acciones locales, que se mantuvieron enredados en una verdadera maraña de rumores y especulaciones.

Los bonos de la deuda argentina cedieron un 0,15% en promedio, en una jornada que mostró una recuperación de los papeles emitidos en pesos ajustables, estimulada por las elevadas expectativas inflacionarias para los meses siguientes.

El mal humor fue adjudicado a la confirmación de la presentación de una nueva demanda de una administradora de fondos contra la Argentina por la cesación de pagos en que incurrió el país al comenzar 2002, aunque en realidad esta acción judicial es de menor cuantía que el embargo sobre un próximo pago que hará la Argentina con que el mercado había especulado anteayer.

Causas y razones

La administradora de fondos, Mayo Van Otterloo, confirmó ayer que presentó demandas contra la Argentina reclamando capital e intereses perdidos por el default.

La firma, con sede en Boston, hizo tres presentaciones diferentes, una de ellas en nombre del fondo de inversión de deuda en mercados emergentes GMO, que reclama US$ 236 millones por ese concepto.

Las noticias sobre esta presentación hicieron caer a los principales bonos argentinos en el mercado internacional hasta ampliar su diferencial frente a los títulos del Tesoro de EE.UU. en 17 puntos básicos en los últimos dos días. Jonathan Blackman, abogado de la Argentina, confirmó que "GMO presentó tres demandas y la Argentina tiene 60 días para responder".

La novedad llevó a algunos inversores externos a disminuir su posición en bonos locales, lo que a su vez hizo que varios de estos títulos quedaran a precios atractivos, que fueron aprovechados por inversores locales para comprar, lo que ayudó a reducir las pérdidas y hasta generar ganancias en algunos casos al finalizar el día. "Así, avanzaron los papeles ajustados por inflación. En cierta forma, descontaron la suba de las tasas norteamericanas antes de que se anunciara esa noticia", indicó Rubén Pasquali, de la casa de Bolsa Mayoral.

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires, por su parte, vivió otra jornada de negocios decepcionante, con una nueva baja del 0,42% en el índice Merval y un volumen de negocios que apenas superó los $ 62 millones.

"Está claro que continúa el mal humor de los inversores hacia las acciones argentinas", dijo Leopoldo Olivari, operador de Bacqué Sociedad de Bolsa. "El mercado se ve muy sensibilizado y cualquier novedad que suma ruido no hace más que amplificar la cautela de los inversores", indicó otro experimentado agente bursátil.

Javier Blanco

Temas en esta nota