Disputa por la carne

Contrapunto de intereses

Por
19deDiciembrede2005a las09:41

El replanteo sobre la comercialización de la carne, a partir de la presión oficial de redoblar la apuesta para un aumento de las retenciones, creó un clima de contrapunto entre los sectores de la producción y las autoridades nacionales. Desde el oficialismo la idea apunta inicialmente a realizar un monitoreo del ingreso de animales en Liniers hasta el martes y luego imponer o no las medidas anunciadas.

Producción, ganancias y recaudación, están en juego en la disputa. Las definiciones contrapuestas alcanzaron a la industria frigorífica y a los ganaderos que se inculparon de haber sido protagonistas centrales del fracaso de las negociaciones. El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, advirtió que el aumento de las retenciones a la exportación de carnes del 15 al 25 por ciento provocará “la pérdida de mercados internacionales, que serán difíciles de recuperar. No se pudo llegar a un acuerdo porque se pensó que se tenía que seguir analizando el tema. Nosotros creíamos que habíamos llevado buenas propuestas: rebajas de precios con la posibilidad de bajar las retenciones.

Estuvimos cerca, pero el Gobierno no quería tocar las retenciones”, explicó Miguens sobre el fracaso de las negociaciones. En consecuencia, consideró que “la situación no es fácil”, y afirmó que la determinación del Gobierno de subir 10 puntos las retenciones “no es bueno, se pueden perder mercados que después son difíciles de recuperar”. Miguens puntualizó que “a los productores les sube el precio en la medida que aumenta la demanda”, y afirmó que “el que tiene la fuerza para que esto se frene es el consumidor, que puede elegir y substituir. El productor va al mercado pero no la base de precios”, aseguró el titular de la SRA. Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, consideró que la del Gobierno “parece una decisión de impaciencia”, y estimó que “esto es contra el campo”. Afirmó que “se perderá rentabilidad”, y remarcó que “los productores se correrán a productos más rentables, como la soja”. Biolcati aseguró que “la exportación no restringe el consumo”.

La comercialización de carnes al exterior alcanza a un 20 por ciento de la producción total mientras el 80 por ciento se destina al mercado interno, sostuvieron los ruralistas. Los empresarios de la Cámara de la Industria y el Comercio de la Carne,Miguel Schiaritti alertó sobre la pérdida de empleos en el sector y la caída de mercados internacionales conquistados por la Argentina. Reconoció que después de los casos de aftosa en la Argentina lograron recuperarse entre 15 y 20 mil empleos y ahora todo esto puede volver a cero si se interrumpe el mercado de la exportación. Las retenciones deberían bajar, puntualizó.

Temas en esta nota