El BCRA retomó las compras para frenar el descenso del dólar

Se alzó ayer con US$ 30 millones y sostuvo la cotización minorista en $ 3,05

Por
21deDiciembrede2005a las09:02

Busca sumar reservas para pagar al FMI

Fue la primera intervención de la entidad luego del anuncio de la cancelación de la deuda con el Fondo

El Banco Central (BCRA) concretó ayer la primera compra de dólares después del anuncio del pago anticipado al FMI: adquirió US$ 30 millones en la plaza local para fortalecer las reservas y llegar al lunes 2 de enero (día previsto para la cancelación del saldo con el Fondo) con una suma en oro y divisas suficiente como para respaldar el 100% de la base monetaria. Como resultado, la cotización minorista del dólar se mantuvo ayer en 3,05 pesos.

La compra oficial (que hizo subir un centavo el precio mayorista del billete) estuvo impulsada por la necesidad de sumar dólares ante el pago concretado ayer de una cuota de US$ 280 millones al FMI, en el marco de los compromisos asumidos con ese organismo antes del anuncio de la cancelación total, un giro que hizo caer la tenencia del BCRA de los US$ 27.545 millones de anteayer a los US$ 27.360 de ayer, según trascendió.

Además, el Central necesita mantener en los actuales niveles la paridad cambiaria para que, al momento del pago total, pueda respetar la relación técnica entre dinero circulante y reservas estipulada en el decreto que creó los fondos de "libre disponibilidad".

En las actuales circunstancias, al BCRA le conviene que el dólar de referencia se mantenga en torno de $ 3,02/3,04 (ayer fue de $ 3,028).

La reaparición de la entidad monetaria en la plaza cambiaria local tomó por sorpresa a los operadores que, al comenzar el día, se manejaban con el supuesto de que el dólar confirmaría la tendencia descendente con que había abierto la semana y que ya había mostrado en la segunda parte del viernes.

Claro que, apenas tuvieron conciencia de su regreso del lado de la demanda, estas previsiones cambiaron radicalmente y todos se pusieron a sacar cuentas.

Según la información que circula en el mercado, el BCRA deberá adquirir entre 30 y 70 millones de dólares por día en las 7 jornadas hábiles de operaciones que quedan hasta cerrar el año para lograr que las reservas que le queden una vez efectuado el pago al Fondo alcancen para respaldar toda la base monetaria (dinero circulante más encajes bancarios).

La escasa precisión que tiene el pronóstico obedece a la información que les falta a los operadores. Hasta ayer sabían que las reservas sumarán otros US$ 900 millones, por los aportes que están realizando Venezuela y el crédito que el BCRA recibió del Banco Internacional de Basilea (ver Pág. 2).

Pero luego juegan con la posibilidad de algún aporte "extra" que podría correr por cuenta del Tesoro nacional (lo que reduce el monto de compras necesarias) o su inexistencia (lo que eleva las adquisiciones), sin contar con las otras variables que hacen al remedo de la fórmula de la convertibilidad que ideó el Gobierno para poner en marcha su plan: el nivel del tipo de cambio y el monto de la base monetaria.

Por lo pronto, el dato que buscaban al sacar estas cuentas ya lo tienen: la tendencia bajista del dólar no se acentuará hasta pasado el fin de año y el mercado deberá acostumbrarse a estos valores (o tal vez más altos) por unas semanas más, concluían ayer.

La jornada volvió a mostrar una nueva baja en el precio de los bonos de la deuda pública (que promedió un 0,30%) y otra caída del 0,87% en las acciones, que sirvió para dejar el índice Merval de la Bolsa porteña (que promedia el precio de los papeles líderes) en su menor nivel en cuatro meses.

Javier Blanco

Temas en esta nota