El trigo de los milagros.

Las espigas del futuro...

24deDiciembrede2005a las04:32

En una recorrida que se realizó en el campo experimental "La Ballenera", se mostró el presente y el futuro del trigo.

"El trigo dejó de ser un cultivo que se siembra para "hacer caja" a fin de año, para convertirse en un "negocio" rentable para el productor", aseguró Francisco Firpo, Director de Nidera. Lo hizo durante una Jornada organizada para asesores en los que la empresa presentó sus novedades para esta campaña y para el mediano plazo.

En la recorrida, que se realizó en el campo experimental "La Ballenera", ubicado en Miramar, Firpo comentó que "estamos mostrando el futuro", mientras Pedro Paulucci, Breeder del Programa de Trigo de Nidera mostraba ensayos de parcelas de trigos que rindieron hasta 120 quintales por hectárea.

Para Firpo "el paradigma del trigo esta cambiando; los productores argentinos sembraron trigo como un cultivo defensivo (buscando minimizar los costos en vez de maximizar los rindes), para "hacer caja". El concepto Baguette cambió la forma de ver el cultivo. "Trabajamos para que el trigo sea un buen negocio para el productor, un cultivo como la soja, rentable y confiable".

Esta visión nació hace 10 años, cuando la empresa introdujo y evaluó las primeras líneas de germoplasma europeo, de las que nacieron los primeros "Baguette" B10 y B12 inscriptos en 1999. La respuesta en los rindes fue inmediata, como lo fue la aceptación por parte de los productores. Hace 9 años Nidera comenzó a trabajar en un Programa de Mejoramiento de Trigo, trabajando con biotecnología aplicada al trigo a través de marcadores moleculares, haploides duplicados, mutagénesis, y bioinformática; combinándola con el mejoramiento convencional. Todos procesos complejos que se traducen en la posibilidad de trabajar sobre los germoplasmas de alto rendimiento (líneas europeas) adaptándolas con los mejores atributos de las líneas locales.

Gracias a este programa la empresa va a comercializar en forma masiva en esta campaña el Baguette Premium 11, un trigo con excepcional potencial de rendimiento (aproximado a 70 quintales en el sur), de ciclo largo-intermedio, y con muy buena calidad comercial y excelente calidad molinera y panadera, que rompen con la antinomia entre calidad y rendimiento, permitiendo obtener los dos atributos. También está en su 2º año comercial el Baguette Premium 13, de ciclo intermedio-corto con muy buena sanidad y recomendado para todas las regiones trigueras; es un trigo con excelente peso de 1.000 granos, peso hectolítrico y alto en proteínas, que tiene capacidad de corrector. Por otra parte, este va a ser el primer año comercial del B19, de ciclo intermedio, de alto rendimiento y que tiene espigas con mayor número de granos y muy buen peso de 1.000 granos (reemplaza al B10).

Mariano Bulos, Investigador del Departamento Técnico de Biotecnología, explicó que Nidera está trabajando con germoplasma Baguette en breeding tradicional apoyado con marcadores moleculares que le permiten identificar e incorporar varios caracteres. Adelantó que están trabajando con genes de adaptación (vernalización, altura, fotoperíodo, etc.), sobre la calidad panadera, sobre los porcentajes de proteína, y sobre la dureza del grano (permitiendo convertir trigos galletiteros en trigos panaderos). También, sobre la resistencia a enfermedades como el fusarium o la roya.

Hoy, el futuro del trigo Argentino ya está en el potrero. En La Ballenera se vieron trigos con 4 y 5 granos por espiguilla, con una espiga de forma casi cuadrada, que rinden a campo promedios mayores a los 70 qq/ha con logros de 90 qq/ha en los materiales "elite". Son trigos casi "a medida", ya que hay variedades para cada región.

Y falta muy poco para que entren al mercado los "BTK''s que ya se encuentran inscriptos y que van a estar en condiciones de lanzarse comercialmente a partir del 2008. Los BTK''s fueron diseñados por mejoramiento molecular, y agregan

Temas en esta nota