El año de las economías regionales

Excepto por la lana y la miel, se vendieron al exterior productos de todas las provincias.

Por
26deDiciembrede2005a las08:32

Hasta fin de noviembre, las exportaciones de las economías regionales superaban los 2.200 millones de dólares de la mano de una particular situación: a excepción de dos rubros (miel y lana) todos los embarques de tierra adentro mostraban un repunte respecto de los once meses del año pasado.

Un repaso por diversas estadísticas oficiales (SENASA, INDEC e INV) muestra claramente que no sólo la soja, el trigo y la carne vacuna (productos emblemáticos del agro local) aportarán al récord exportador de U$S 40.000 millones anunciado para este año. Con números más modestos —pero muy significativos en términos de contención social y generación de empleo—, la mayor parte de las economías regionales dan muestras de robustez.

En el Norte son clave para la salud económica varios cultivos. El tabaco, por caso, ya se exportó por U$S 211 millones, un 15% más que en igual lapso del año anterior. Mayor todavía fue el aumento en legumbres (básicamente porotos): los embarques crecen 28%, hasta 96 millones.

De esta misma región, con epicentro en Chaco, salió algodón por U$S 24 millones. El crecimiento, de 107%, no es para descorchar, ya que el sector viene remontando una severa crisis.

En el NEA, las exportaciones de yerba mate y té también deparan buenos resultados. En el primer caso crecieron 4%, hasta U$S 17 millones. En el segundo, treparon 43% y aportan otros 13 millones. Más al sur, el arroz (un cultivo clave para Corrientes y Entre Ríos), se exportaba por 78 millones, con un aumento del 19%.

La avicultura, en la misma región, es una de las "vedettes" de la temporada: con embarques por U$S 111 millones, su facturación en divisas crecía 79%.

Por el Cuyo, el panorama es similar, ya que hay mejoras en todos los rubros. Esta región aporta gran parte de la oferta nacional de hortalizas (ajo, cebolla y papa), rubro que vendió por U$S 193 millones, 17% más. Pero su estandarte son los vinos, que hasta setiembre (último dato disponible) se habían exportado por 210 millones, con un salto de 26%.

En el centro, Córdoba se benefició con un fuerte repunte de las ventas de maní: crecieron 23%, hasta U$S 156 millones. Esta provincia es además una de las grandes exportadoras de carne de caballo, cuyos envíos crecieron 15% hasta 57 millones.

Dispersa por varias regiones, la producción de frutillas aportó U$S 6 millones, aumentando 18%. La exportación de hierbas y especies, por su lado, crecía 8%, hasta 3,5 millones. Por otro lado, los embarques de maíz pisingallo orillaban los 40 millones, trepando el 24%. Pero la que no lograba levantar cabeza —luego de la crisis sanitaria de 2003— es la apicultura (miel), que sumaba envíos por U$S 106 millones, con un retroceso del 9%.

En la Patagonia, las tradicionales exportaciones de lana retrocedían 7,5% hasta octubre, con embarques por 136 U$S millones. Pero los productores compensaban con mejores ventas de carne ovina, cuyos embarques crecían 42%, hasta 21 millones.

Un párrafo aparte para las frutas (peras, manzanas y limones), que hasta noviembre se vendieron por el récord de U$S 716 millones, con un aumento del 34%. Esta actividad es clave para Tucumán, Río Negro y Neuquén.

Matías Longoni.

Temas en esta nota