El clima empieza a ser una cuestión de Estado

El temor a la sequía que afecta distintas zonas productoras de la Argentina, y que podría reducir el tamaño final de la cosecha de granos gruesos, provocó ayer la suba de los precios del maíz, la soja y el girasol en el mercado local.

Por
28deDiciembrede2005a las08:25

El temor a la sequía que afecta distintas zonas productoras de la Argentina, y que podría reducir el tamaño final de la cosecha de granos gruesos, provocó ayer la suba de los precios del maíz, la soja y el girasol en el mercado local.

Vale señalar que en los Estados Unidos ayer fue feriado, de manera que no se contó con la habitual referencia de las pizarras de la Bolsa de Chicago.

Por tonelada de maíz los compradores pagaron $ 225 en las terminales de Rosario, San Martín y Ramallo, y $ 235 en Bahía Blanca, $ 5 por encima de los valores vigentes en la rueda del viernes pasado. En Necochea el cereal se mantuvo estable, a $ 212 por tonelada.

El maíz "nuevo" se negoció a US$ 80 por tonelada en Bahía Blanca, sin cambios. En San Martín y Necochea los compradores ofrecieron US$ 74 y 73 por tonelada del grano grueso, con mejoras de US$ 2 y 1, respectivamente.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones abril y julio del maíz subieron US$ 0,60 y 0,30, mientras que sus ajustes fueron de US$ 75,10 y 78,50 por tonelada.

En su informe semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que "en términos generales, y con el actual escenario climático, las etapas críticas de los cultivos de maíz se enfrentarían con situaciones de humedad limitantes durante el mes próximo". No obstante, la entidad añadió que los pronósticos parecen ser "alentadores para los próximos siete días en las regiones centrales de Santa Fe y sureñas de Córdoba, donde se darían precipitaciones significativas, aunque algo más moderadas en el sur de Santa Fe y en el noroeste de Buenos Aires".

Tensa calma

La soja suele ser el producto que concentra las oscilaciones de precios más marcadas dentro del mercado de granos. Por esto, las posibles complicaciones climáticas en la Argentina y Brasil tendrían un importante impacto en las cotizaciones.

Ayer las fábricas pagaron $ 535 por tonelada de soja en San Martín y Bahía Blanca, $ 5 más que el viernes pasado. En Ricardone y San Lorenzo, en tanto, la oleaginosa se mantuvo estable, dado que la demanda ofreció 530 pesos.

La soja de la próxima cosecha, con entrega en mayo sobre Ricardone, General Lagos, San Lorenzo, San Martín y Arroyo Seco, se cotizó a US$ 170 por tonelada, sin cambios.

Los contratos enero y mayo de la soja en el Matba aumentaron US$ 1,50 y 1,70, mientras que sus ajustes resultaron de US$ 180 y 172,30 por tonelada.

La Bolsa de Cereales informó sobre "suelos debilitados en humedad superficial" en el centro sur de Córdoba, en casi toda la región agrícola de La Pampa y en las zonas centrales y del oeste-sudoeste de Buenos Aires. Este escenario dificulta la implantación de la soja de segunda. Sin embargo, la entidad agregó que "la condición de los cultivos es buena en la zona líder del este de Córdoba, centro-sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires".

"Mañana (por hoy) será una jornada intensa en Chicago, con el clima en América del Sur como eje central. En la Argentina, el mercado intentó anticiparse al movimiento que seguramente dará la plaza estadounidense", dijo Ricardo Baccarin, de Panagrícola SA.

El girasol disponible se cotizó a $ 490 en Ricardone y Rosario, y a $ 470 en Bahía Blanca y Necochea, con mejoras de $ 10 y $ 5, respectivamente.

Por girasol con entrega entre diciembre y enero sobre Rosario y Ricardone la demanda ofreció US$ 165 por tonelada, US$ 5 más que el viernes pasado.

Por trigo la demanda pagó $ 310 en Bahía Blanca y $ 300 en Necochea, sin cambios. En San Martín el cereal se cotizó a $ 305, con una suba de $ 3. La molinería ofreció entre $ 283 y $ 335.

 

Temas en esta nota