Implementarán en marzo los pesos mínimos de faena

El Gobierno nacional prorrogó hasta el 28 de febrero próximo el plazo de entrada en vigencia de los nuevos pesos mínimos de la hacienda destinada a faena.

Por
28deDiciembrede2005a las08:47

El Gobierno nacional prorrogó hasta el 28 de febrero próximo el plazo de entrada en vigencia de los nuevos pesos mínimos de la hacienda destinada a faena. El límite base actual para faenar animales en pie es de 260 kilos e iba a regir hasta el 31 de enero próximo, pero Agricultura pospuso su vigencia un mes más.

Tras el compromiso obtenido de los productores para mantener la oferta de hacienda y evitar alzas en precios de la carne, el Gobierno resolvió prorrogar los plazos de entrada en vigencia de los nuevos pesos mínimos para vacunos destinados a la faena.

La medida apuntó originalmente a acrecentar el stock ganadero. En el futuro, si se cumple ese objetivo, podría repercutir en una baja —o al menos un freno— de los precios del sector.

LÍMITES. El actual límite mínimo de 260 kilogramos en pie, que iba a regir hasta el 31 de enero, fue prorrogado hasta el 28 de febrero, según lo dispuso una resolución de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos publicada ayer en el Boletín Oficial.

A partir del 1º de marzo y hasta el 30 de abril no podrán faenarse bovinos que pesen menos de 280 kilos, y desde el 1º de mayo el peso mínimo será de 300 kilos.

El 18 de noviembre pasado, la Secretaría de Agricultura había dispuesto que el mínimo de 280 kilos comenzara a regir el 1º de febrero y el de 300 kilos el 1º de marzo. El Gobierno afirmó que así se frenaban eventuales alzas del precio de la carne, ya que ésta es más cara cuanto más chico es el animal del que proviene.

Sin embargo, ganaderos y empresarios de la industria frigorífica opinaron que la medida podría generar una disminución de la oferta, ya fuera porque se exportarían más animales chicos o porque habría que esperar que crecieran para faenarlos.

NEGOCIACIONES. En medio de esa discusión se conocieron los datos de la inflación de noviembre y el Gobierno promovió inmediatamente acuerdos con diversos sectores para mantener o rebajar los precios de los productos de mayor consumo.

La negociación más difícil fue precisamente la referida a la carne, cuya solución llegó con el compromiso de los productores de no restringir la oferta. El Gobierno había advertido que estaba dispuesto a fiscalizar el ingreso de animales al Mercado de Liniers (principal mercado concentrador de hacienda del país) y a aumentar de 15 a 25 % las retenciones a las exportaciones de carnes.

Temas en esta nota