Reasignan $ 2510 millones en subsidios para energía y transporte

El Gobierno publicó en el Boletín Oficial una modificación del presupuesto; $ 1600 millones estarán destinados a la distribuidora Cammesa para su derivación a empresas privadas del sector.

14deJuliode2008a las17:19

El Gobierno modificó la distribución del presupuesto nacional de este año reasignando partidas por un monto global del orden de los $ 2510 millones para gastos corrientes y de capital de la Administración Nacional para el corriente ejercicio.

Entre tales asignaciones se destacan los casi 1600 millones de pesos destinados a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa), para su derivación a las empresas privadas del sector, en compensación de costos de generación.

De acuerdo con el análisis de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), energía y transporte "ya venían mostrando signos de insuficiencia presupuestaria", tal como "se deduce de los porcentajes de ejecución al 31 de mayo". Como suele suceder, el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, fue el principal beneficiario de la redistribución presupuestaria, con 2177 millones de pesos, el 86,7 por ciento del total.

Con menores montos se ubican Obligaciones a cargo del Tesoro (173 millones de pesos), Ministerio de Economía (93 millones), Jefatura de Gabinete (25 millones), Ministerio de Salud (17 millones); Justicia (10 millones), Educación (8 millones), Presidencia (6 millones), e Interior (1 millón de pesos).

Otras partidas importantes tienen por destino el subsidio tarifario al transporte automotor de pasajeros, por 180 millones de pesos, al combustible para el transporte aerocomercial, por 60 millones, y al transporte ferroviario (subterráneos y trenes), por unos 150 millones de pesos.

Asimismo, el gobierno reasignó a la energética estatal Enarsa unos 200 millones de pesos.

Partidas de menores montos fueron destinados a cubrir obras de infraestructura social a nivel provincial, gastos en Universidades nacionales, y a Fabricaciones Militares.

Los incrementos en las autorizaciones de gastos son financiados mediante una reducción de 2.456 millones de pesos en las aplicaciones financieras -en su mayor parte, en el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que a su vez financia el Programa de Asistencia Financiera (PAF) para provincias- y por un aumento de 54 millones en el cálculo de recursos (recursos propios de organismos descentralizados).

De este modo, al utilizarse gastos "debajo de la línea" (aplicaciones financieras) para financiar un incremento de los gastos corrientes y de capital, se reducen en esa cuantía las proyecciones presupuestarias de resultados financiero y primario del corriente ejercicio.

La medida fue adoptada por la Decisión Administrativa 310/2008, publicada hoy en el Boletín Oficial.

Dinámica preocupante. Según un informe de la consultora Ecolatina, los subsidios ponen en riesgo las cuentas públicas y están adquiriendo una dinámica preocupante.

"La política de subsidios a la energía, al transporte metropolitano bonaerense y a la oferta alimenticia está generando una pesada carga para las cuentas públicas nacionales", señala el informe. Y agrega: "El esquema presenta al menos tres problemas: acumulación de distorsiones de precios, elevado costo fiscal y problemas de incentivos (estimula la demanda y castiga a la inversión)".

Además, alerta que los subsidios podrían alcanzar $ 35.000 millones en 2008, lo que implica un crecimiento nuevamente muy por encima del gasto primario (88% vs. 39%). Este monto supera en 50% los gastos en salarios públicos y ya alcanza 18,2% del gasto primario. "Representaban 1,8% del PBI en 2006; 2,3% el año pasado y alcanzarán 3,5% en 2008", se precisa.

Los montos destinados al sector energético son los que muestran un mayor dinamismo. En el primer semestre crecen a una tasa de 200% y a fin de año alcanzarían

Temas en esta nota

    Cargando...