Según la Oncca, la producción de carne cayó 3% hasta mayo

La mega oficina publicó los datos de la actividad frigorífica para los primeros cinco meses del año. Marzo y mayo, cuando el paro del agro se radicalizó, muestran el mayor descenso.

Por
15deJuliode2008a las07:05

La comercialización de productos agropecuarios desde el 12 de marzo –día siguiente al anuncio de las retenciones móviles– a esta parte fue todo menos regular. Sin embargo, al menos en lo que respecta a la carne vacuna, no se disponía de cifras oficiales desde febrero.

Ahora, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) volvió a publicar cifras de la actividad. Según su informe, la faena total cayó 0,7% entre enero y mayo de 2008, a 5,75 millones de toneladas, contra el mismo período del año pasado, mientras que la producción total de carne cayó 3,2%, a 1,2 millón de toneladas res con hueso (t/r/h). Este valor supera la merma de la faena porque se han liquidado animales más livianos, una práctica que viene creciendo en los últimos tiempos, y sobre la que alertan varios expertos del sector porque se está produciendo un “ternericidio”.

Los meses de marzo y mayo fueron los más complicados para el transporte y comercialización, debido a que fueron los momentos en que la protesta agropecuaria fue más radical, que en el caso de la carne sumó la negativa de vender de muchos ganaderos a los cortes de ruta que dificultaron el acceso de los animales a las plantas.

En marzo, cuando el parate comercial tuvo 21 días, la faena del país fue de 717.209 cabezas, 40% menos que a igual mes de 2007, siempre según los datos de la Oncca. En producción de carne, la merma fue del 41%, con 151.392 t/r/h.

Con el levantamiento del paro de los productores, tregua que duró desde el 2 de abril hasta el 7 de mayo, los frigoríficos pudieron recomponer su stock y faenaron 1,37 millón de cabezas, cuando en abril anterior habían liquidado 1,1 millón. Durante el período, la producción de carne creció casi un 24% respecto de igual mes del año pasado, a 293.613 t/r/h. Como las exportaciones estuvieron prácticamente cerradas ese mes, por súbitas disposiciones del Gobierno, los frigoríficos debieron enviar la producción al mercado interno, o engrosar los stocks de sus plantas.

Pero los vaivenes de las negociaciones volvieron a complicar la producción de mayo. Con doce días sin comercialización y una semana de intensos cortes de ruta que interrumpieron el tránsito de productos, la caída de la faena ese mes fue del 10%, a 1,1 millón de cabezas, mientras que la merma en la producción de carne fue del 12,2%, a 229.429 t/r/h .

Es decir, si la producción de carne total del período cayó sólo un 3,2%, fue por las cifras de enero, febrero y abril, que levantaron el promedio. Sin embargo, antes del conflicto, todos los pronósticos auguraban un crecimiento de la producción de carne, acompañando el incremento del consumo. En enero, la faena fue 9% mayor que en 2007, mientras en febrero fue 15% superior.

La demora en la publicación de los datos de la Oncca obedece, según los más suspicaces, a una decisión del Gobierno de esconder datos que no le convenían, o de tener margen para acomodarlos. Otros adjudican la tardanza al desborde de actividades de la mega-oficina de control agropecuario, que lleva a cabo múltiples actividades.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...