El campo y el Gobierno juegan sus últimas cartas antes del debate por las retenciones en el Senado

Biolcati buscó diferenciar los actos: "Nuestra convocatoria no es confrontativa, sino pacífica", dijo; Buzzi acusó a Kirchner de "especular" y lanzó: "Que no se preocupe, no vamos a hablarle a él sino al pueblo"; Aníbal Fernández garantizó un operativo para evitar choques entre manifestantes.

Por
15deJuliode2008a las12:32

En las horas previas a los actos con las que el Gobierno y el campo volverán a medir fuerzas en el espacio público, esta vez en la capital, tanto desde la Casa Rosada como las entidades buscaron aplacar el clima de tensión, aunque desde el agro cuestionaron la actitud "confrontativa" que le atribuyeron al oficialismo.

"Nosotros estamos mirando nuestro acto, que no es político, ni competitivo", aseguró esta mañana el vicepresidente de la Sociedad Rural.

Ante una consulta sobre la decisión del kirchnerismo de retrasar su convocatoria a la Plaza del Congreso después de que las entidades tomarán una decisión en el mismo sentido, Biolcati cuestionó la actitud "confrontativa" que según él se deduce de esa determinación.

"Actitud de compadrito". Enseguida, volvió a intentar diferenciar la concentración del agro de la del Gobierno. "No buscamos tener actitudes de compadrito ni plantear esto como una competencia", ahondó en declaraciones a radio Continental.

También buscó transmitir calma. "Queremos terminar al atardecer para desconcentrar temprano", señaló cuando se le planteó que el ex presidente Néstor Kirchner esperaría el fin de los discursos del acto del campo para hablar frente al Congreso.

"Que se quede tranquilo". Por su parte, el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, acusó a Kirchner de ?especular? con el cambio de horario de la convocatoria oficialista y defendió el acto del campo.

"Nosotros no venimos a hablarle a Néstor Kirchner, que se quede tranquilo, venimos a hablarle al pueblo argentino, a decirle que hubo un grito del interior porque está en riesgo nuestra identidad, nuestra cultura, nuestros pueblos", disparó el dirigente en declaraciones a radio Continental.

Sin choques. En tanto, Aníbal Fernández, afirmó que, tanto en los alrededores del Congreso, como del Monumento de los Españoles, donde se realizará la concentración del campo, se montará un dispositivo de seguridad destinado a que "cada uno pueda expresarse sin complicar al otro" y a que "no haya colisiones" entre manifestantes.

"Son operativos muy particulares. Hay un pulmón de por medio que nosotros vamos a mantener sí o sí entre los dos lugares para que todos puedan expresarse de la forma que consideren oportuna y conveniente", detalló el ministro de Justicia y Seguridad en declaraciones a radio Continental.

El funcionario evitó precisar la cantidad de policías destinados al operativo pero aseguró que serán "los suficientes para que cada uno se manifieste" y para "que no haya posibilidades de que [los asistentes a los actos] se crucen".

Antes del Senado. Las manifestaciones frente al Congreso y en Palermo ocurrirán pocas horas antes de que el Senado debata el proyecto oficial para convertir las retenciones móviles en ley.

La iniciativa ya tiene media sanción de Diputados y, mientras se esperan las manifestaciones callejeras de ambos sectores, siguen las negociaciones por los votos que se pondrán en juego en el recinto.

Temas en esta nota

    Cargando...