Kirchner volvió a vincular a los ruralistas con la dictadura y los acusó de buscar un golpe

En el acto frente al Congreso, el ex presidente relacionó a los dirigentes del campo con el ex ministro Martínez de Hoz y dijo que quieren "desestabilizar a la patria". También cuestionó a De Angeli por haber dicho que el kilo de lomo debía valer $ 80. Y pidió a los manifestantes: "Ayuden a Cristina, como me ayudaron a mí". En la Plaza hay miles de militantes, fundamentalmente en columnas de sindicalistas e intendentes del conurbano."No nos preocupa que haya otro acto", sostuvo Agustín Rossi, jefe de la bancada oficialista en diputados.

15deJuliode2008a las17:42

"Quieren enriquecerse a costa del pueblo", dijo Kirchner sobre los pooles de siembra.
Con miles de manifestantes en la Plaza de los Dos Congresos, aportados fundamentalmente por sindicalistas e intendentes del conurbano bonaerense afines, el ex presidente Néstor Kirchner dio su muestra de fuerza y convocatoria en el conflicto el campo. A un día de la crucial votación en el Senado del proyecto sobre las retenciones móviles, sostuvo que los productores no son enemigos y les pidió "solidaridad y convivencia". Pero cargó con dureza contra los titulares de las entidades, el dirigente Alfredo De Angeli y "los pooles que quieren enriquecerse a costa del pueblo". También los volvió a acusar de querer desestabilizar al Gobierno.

En el palco ubicado en dos carriles de la avenida Entre Ríos, Kirchner retomó su línea de confrontación áspera, a pesar de que sostuvo que la iniciativa tenía como intención "defender las ideas en paz y con pluralidad". Y de que aseguró que respetarán la decisión de la Cámara alta sobre el proyecto oficial "sea cual fuere".

"A los productores los abrazamos, no son nuestros enemigos. Con los que tenemos que tener cuidado es con aquellos pooles que quieren enriquecerse a costa del pueblo argentino. Nuestros productores crecieron como nunca lo hicieron, se desendeudaron, por eso pido que apliquen toda la solidaridad que se pueda. Solidaridad y convivencia, son elementos fundamentales para construir un país como el que Cristina sueña", fue el primer párrafo en el que Kirchner se dedicó al campo.

Sobre los dirigentes rurales, afirmó que "quieren enriquecerse a costa del pueblo". Y los vinculó con el ex ministro de Economía de la última dictadura Alfredo Martínez de Hoz. También habló de "grupos de tareas" en referencia a los escraches organizados por ruralistas. Y le apuntó a De Angeli por haber mencionado que el kilo de lomo "debería valer 80 pesos".

Entre tanta crítica, el ex mandatario bajó el tono para dar un mensaje a la clase media, a la que el kirchnerismo siente lejana en este dilatado conflicto. "Tiene que darse cuenta que nunca va a encontrar la solidaridad de la oligarquía argentina".

En la primera parte del discurso, el énfasis estuvo puesto en la defensa de lo actuado desde 2003 a la fecha. "Se me están cayendo lágrimas de los ojos. Estamos en un punto de inflexión para construir un país que nos contenga a todos", expresó.

Antes, Kirchner había cantado el Himno en un palco superpoblado con los ministros del Gabinete nacional, gobernadores y sindicalistas aliados. El primer orador fue el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

Luego tomó la palabra el bonaerense Daniel Scioli, quien llamó a "a compañar a la Presidenta en la política de distribución del ingreso y justicia social". Además, planteó la necesidad de "abrazarnos a las instituciones".

El ex mandatario y titular del Partido Justicialista fue escuchado atentamente también en el Monumento de los Españoles, donde los ruralistas se preparan para su propio acto.

La concurrencia del aparato K a la Plaza de los Dos Congresos fue masiva. El gremio de los camioneros aportó una gruesa columna. También las de la UOCRA y las de los diferentes intendentes del conurbano se mostraron muy pobladas, con cientos de banderas y abundantes cart

Temas en esta nota

    Cargando...