Piden responsabilidad al Congreso

Opositores y empresarios confían en que el Parlamento ponga fin al conflicto.

Por
16deJuliode2008a las07:14

Dirigentes de la política y de la economía celebraron ayer que las manifestaciones hayan sido en paz, pidieron a los senadores que actúen a conciencia y solicitaron a los actores del conflicto que estén dispuestos a acatar lo que resuelva el Congreso.

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, cuestionó el discurso del presidente del Partido Justicialista (PJ), Néstor Kirchner, y se pronunció en favor de que hoy el Senado dé "marcha atrás" con el proyecto de ley que deja en firme la resolución 125 sobre las retenciones móviles.

Asimismo, se mostró "contento" porque las manifestaciones se cumplieron "sin incidentes y en un marco de paz y tranquilidad", según declaraciones difundidas por voceros de la comuna. "En lo personal, lamento que Kirchner insista en un mensaje de confrontación y división de los argentinos. Eso no nos lleva a ningún lado", consideró. "Espero que el Senado demuestre que entendió el mensaje de la ciudadanía y legisle sin miopías, a favor del país, dando marcha atrás con la resolución 125", concluyó.

Carlos Raimundi, diputado de Solidaridad e Igualdad (SI), que votó en contra del proyecto oficialista, pidió que se respetara lo que decida el Congreso. "La convicción institucional quedará demostrada en el hecho de respetar la decisión del Parlamento, sin recurrir a ninguna vía no institucional de protesta", afirmó.

El presidente de Recrear, diputado Esteban Bullrich, que estuvo en el acto de Palermo, cuestionó duramente a Néstor Kirchner: "Una vez más, otra dosis más de mentiras, de violencia y palabras vacías. El discurso de la división sigue perdiendo por goleada".

Los empresarios, en tanto, pusieron su atención más en el resultado de la votación del Senado y "el día después" que en los actos de ayer. Todos destacaron el perjuicio económico que generó el prolongado conflicto.

A diferencia de lo que ocurrió en otras ocasiones durante la gestión kirchnerista, no hubo un solo comunicado de prensa empresarial en apoyo del oficialismo.

"Creo que los discursos no aportaron nada nuevo", dijo Diego Pérez Santisteban, miembro del consejo directivo de la Cámara de Importadores (CIRA). "Saldrá cara o seca, o como en los penales de la Copa Libertadores, uno festejará y otro no. Pero es claro que a partir de pasado mañana, salga como salga, va a haber que empezar a ir por el camino a ver los muertos y los heridos que no jugaron este partido, que fueron espectadores de un despropósito de 120 días."

Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), dijo: "Ojalá que mañana todo se encauce. Creemos que el Congreso es el canal natural. Confiamos en que se acate lo que resuelva; si no, no tiene sentido que las cosas hayan ido al Congreso".

Un ejecutivo de una petrolera trazó un crudo diagnóstico sobre la imagen de los dos actos de ayer: "Vemos un serio problema social, más allá de que las retenciones se ratifiquen o se modifiquen. Socialmente, el país está dividido y eso es muy malo".

Temas en esta nota

    Cargando...