El riesgo país ya subió casi 40% por el conflicto

Desde el 11 de marzo hasta la actualidad, la Argentina muestra por lejos la peor evolución en la región.

Por
16deJuliode2008a las07:42

Lejos de ser un chiste de mal gusto, los indicadores que miden el riesgo financiero de la Argentina siguen escalando y todavía no pisan el freno, si bien están en niveles históricamente elevados. Difícil será, como ya descartaron de plano en la Secretaría de Finanzas, conseguir fondos frescos en el mercado con un nivel de riesgo país en torno a 670 puntos básicos. Esto indica que si el país debe endeudarse, debería pagar un spread del 6,7 puntos porcentuales como mínimo por sobre el rendimiento de un bono estadounidense (considerado libre de riesgo) de igual duración. Peor aún, si se tiene en cuenta que el indicador que elabora el JPMorgan (el EMBI) tiene poca representatividad ya que toma sólo los bonos en dólares con legislación extranjera (como el Par y Discount surgidos del canje de 2005) pero ignora a los emitidos en pesos. Éstos, vale aclarar, representan alrededor del 50% del total de la deuda argentina post resolución (a medias) del default. Así las cosas, el incremento en el riesgo país responde exclusivamente al malhumor que existe con el país. Un ejercicio simple de realizar, como tomar la variación porcentual desde el 11 de marzo (inicios del conflicto Gobierno-Campo) hasta ayer, demuestra que: el riesgo local subió 37%, o sea 180 puntos básicos. Tranquilamente alguien podrá adjudicarle (y quizás con cierto sentido común) que durante ese lapso de tiempo, los mercados siguieron temblando.

 Lejos de resolverse la crisis americana, la agudización de las caídas bursátiles (provocando el famosos vuelo a la calidad o fly to quality, como dice la jerga) podría haber explicado parte de la huida en bonos emergentes –incluido la Argentina–, ampliando el spread de riesgo país. ¿Será así entonces? No necesariamente. Tomando el mismo período que en el ejemplo argentino, por caso Brasil redujo un 6,5% su tasa de riesgo. Más ejemplos, donde sí se vieron alzas en los spreads, distan años luz de la suba desorbitante del riesgo K. En el caso de Uruguay, el riesgo país subió poco más del 6%, el de Ecuador lo hizo 6% y el de la siempre controvertida Venezuela de Hugo Chávez trepó 10,6%.

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...