Turismo rural, el nuevo "boom" de las vacaciones

Por Mariana Gándara (Infobae.com)Aunque los clásicos del receso invernal son los centros de esquí, las casas de campo y las estancias también ganan terreno. Ofrecen cabalgatas, actividades al aire libre y hasta Spa. Las termas, otro destino en ascenso.

16deJuliode2008a las16:51

"Lo más elegido en esta fecha es la nieve pero si tenemos que decir que hay un cambio importante en el consumo de las vacaciones de invierno es que hoy el 20% se maneja con el turismo rural y todo lo que es termas también, se ha transformado al termalismo como un destino de familia", señaló Ricardo Roza, director de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo, a Infobae.com.

En las vacaciones de invierno el turismo se amplió y ya no son más la nieve o el norte argentino los únicos sitios visitados. Cada vez hay más propuestas a lo largo del país y las familias argentinas se animan a recorrer nuevos destinos.

“Hoy tenemos a Catamarca, La Rioja y a Salta con una oferta turística muy amplia con hoteles tipo Resort y de esparcimiento. También la Patagonia en los últimos 4 años ha crecido muchísimo en hotelería no solo de lujo, sino también tipo Lodge, pesca, trekking. En Cuyo, la ruta del dinosaurio y la ruta del vino, es otro destino elegido para el grupo familiar”, señaló Roza.

"El turismo rural está en crecimiento desde hace varios años. Comenzamos desde hace 18 años y no paramos de crecer, sobre todo en la devaluación. Estas vacaciones van a andar muy bien. Ante el conflicto del campo se ha generado cierta incertidumbre y hay una tendencia a que la gente realice salidas más cortas. Las distancias no superan los 300 kilómetros", detalló Carlos San Martín, socio de la empresa Estancias Argentinas (www.estanciasargentinas.com).

Además, consideró que los aumentos en los aéreos y en los centros de ski, que alcanzaron un 30%, también hace que las familias elijan destinos más accesibles.

En realidad, las estancias surgieron como una alternativa a la crisis del 2001 luego de que por la devaluación la gente no podía viajar al exterior entonces optaba por descansar algunos días en una estancia.

“Después de ese año cada vez venía más gente, se volvió una opción diferente que antes no se conocía. El turismo rural hoy está en crecimiento pero también es porque hay cada vez más estancias y establecimientos que están dentro de la línea de clubes, casa de campo, quintas, el abanico se va abriendo. Abarca desde la gente que quiere las estancias de lujo hasta alguien que quiere pasar un fin de semana en familia. Hay de todos los gustos y precios”, consideró Lucrecia Grande, administradora de la estancia La Candelaria, ubicada en Lobos, provincia de Buenos Aires.

La variedad es sumamente amplia. Hay establecimientos que brindan actividades al aire libre como andar a caballo o en bicicleta y tienen canchas de tenis, piletas, bosques, fiestas gauchas y hasta paracaidismo. Algunas más lujosas ofrecen Spa, canchas de Golf y escuelas de Polo.

“Es un lugar increíble, hay infinitas actividades para grandes y chicos. Venir al campo es una experiencia diferente. Estas a una hora de la capital y es otro mundo”, concluyó Grande.

En general, se paga el pack con todo incluido: desayuno, almuerzo, merienda y cena además de la estadía. “Es muy práctico, los padres no tienen que buscar donde salir a cenar. Pagas una vez y te despreocupas de todo”, comentó San Martín.

Pero no todas los establecimientos rurales están orientadas a la recreación familiar, algunos son sólo para parejas en donde no se permite la estadía de niños y otros se especializan en eventos empresariales, tan equipados como los hoteles céntricos más utilizados por las compañías.

Las estancias más elegidas son las que tienen mejor acceso como las que están ubicadas en Chascomus, Cañuelas, Lobos y

Temas en esta nota

    Cargando...