El campo vivió la sesión en el Senado como si fuera la final de un mundial

Dirigentes y productores vieron el debate en una pantalla gigante en el Rosedal.

Por
17deJuliode2008a las07:30

Apostados como para ver a la Argentina en la final de un campeonato mundial de fútbol, quienes apoyan a la causa del campo siguieron ayer, frente a una pantalla gigante instalada en el Rosedal, los momentos decisivos de este partido que ya lleva más de cuatro meses. Hubo silbidos y abucheos, o aplausos según de qué lado se colocaba el senador que hablaba.

Unas 1500 personas del amplio espectro de sectores que están en favor del campo se volvieron a reunir ayer, en otra tarde calurosa, en Palermo. El motivo: esperar el desenlace de la votación en el Senado para la aprobación o el rechazo del proyecto de ley que ratifica la resolución 125.

Los presidentes de la Federación Agraria y de la Sociedad Rural Argentina, Eduardo Buzzi y Luciano Miguens, respectivamente, fueron de los primeros en llegar, cerca de las 11. Buzzi, optimista, dijo en esas horas a LA NACION: "Si se toman todo el día para debatir es porque no tienen los votos, puede haber sorpresas todavía". Para Miguens, que la votación esté pareja "ya es un hecho que tiene un significado".

Como toda estrella de fútbol, los cracks de este equipo, los titulares de las cuatro entidades, se cansaron de firmar autógrafos, sacarse fotos y saludar a los simpatizantes del equipo del campo. Hasta una señorita se acercó a pedirle a Buzzi y a Miguens que le firmaran la remera sobre el escote. Ambos accedieron al pedido de la joven: Buzzi sin dudarlo y Miguens algo incómodo por la situación, lo hizo con una risa nerviosa.

Productores del interior que se quedaron luego de la masiva convocatoria del martes, dirigentes, militantes sociales y vecinos porteños, todos se congregaron desde la mañana. La pantalla no pudo ser conectada hasta las 15, por problemas con la generación de energía.

"Yo soy jubilada, pero vine por lógica, es el futuro del país", comentó Alicia Fumarone, vecina de la ciudad.

Frente a la pantalla se armó una especie de palco multitudinario. En primera fila se ubicaron los dirigentes de las entidades rurales y también líderes piqueteros como Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista Combativa (CCC), y el "Mono" Núñez, de Federación Tierra y Vivienda, disidente. Con el correr de la tarde se pudo ver a Miguens compartir mates y bizcochos con Alderete.

"Hoy queríamos estar en la ciudad para hacer el aguante, más allá de los resultados ya cambiamos mucho", dijo Jorge Bellini, productor de Berabevu, Santa Fe, mientras comía un sándwich al costado del colectivo que lo trajo de su pueblo, a 500 kilómetros de Buenos Aires.

Bellini viajó junto a otros cuarenta productores. El colectivo fue pagado por ellos y por algunas empresas que colaboraron. Partieron de Berabevu el martes a las 3 de la mañana, pasaron la noche en el colectivo, y tenían decidido no regresar hasta no conocer el resultado de la votación.

Cerca de las 17.30, justo unos minutos después de que se escuchara a una senadora oficialista criticar Alfredo De Angeli en el recinto por el precio del lomo, el dirigente apareció en Palermo. Fue recibido con banderas en alto, cantos y aplausos. No se quedó más de media hora.

Algunos productores autoconvocados habían decidido ir a la plaza del Congreso por su cuenta, pero no tuvieron el apoyo de las entidades.

Por Emilia Subiza.

Temas en esta nota

    Cargando...