Un resultado que costó muy caro a los Kirchner

El accionar del matrimonio presidencial a la hora de resolver el conflicto con el campo, se ganó un lugar en el libro de las malas decisiones adoptadas por un Gobierno a lo largo de la historia política argentina.

Por
17deJuliode2008a las07:36

Porque si bien el mecanismo pergeñado por Martín Lousteau para establecer retenciones móviles a la exportación de granos desató la polémica, fue la sucesión de movimientos erróneos realizados por los Kirchner lo que avivó el fuego del conflicto y los llevó a hipotecar el mayor activo que tenía su gobierno: la adhesión popular.

De hecho, Néstor Kirchner llegó al poder en 2003 con una obsesión que lo persiguió a lo largo de todo su mandato. Con la experiencia aún fresca del gobierno delarruísta, le preocupaba que la sociedad lo viera como un mandatario débil, al haber arribado a la Presidencia con solo el 22% de los votos. En todo momento, buscó la aprobación social para fortalecer su gestión. Y lo logró con creces. Prueba de ello fue la buena elección con la que traspasó la banda presidencial a su esposa. Pero en estos últimos cuatro meses exhibió flaquezas como estratega político.

Hasta último momento, el matrimonio K buscó la confrontación más que el entendimiento. Intentó demonizar, en lugar de acercar posiciones. Procuró someter incondicionalmente, cuando propios y extraños ofrecían caminos intermedios que. Quiso ganar todo y terminó perdiendo lo más valioso, el equilibrio que debe mantener un gobernante a la hora de afrontar cualquier conflicto.

Temas en esta nota

    Cargando...