Para los economistas, la votación trae una "bocanada de aire fresco"

El resultado en el Senado mejora las expectativas, según los analistas. Pero hay dudas fiscales.

18deJuliode2008a las07:13

Una eventual mejora en las expectativas de los consumidores, un debilitamiento de la posición fiscal del Gobierno y un gran signo de interrogación sobre lo que sucederá con la liquidación de divisas de los exportadores una vez que se resuelva el estatus de la resolución 125 eran los principales elementos que evaluaban ayer los economistas para "resetear" sus escenarios de cara a lo que resta de 2008.

De los 46,5 millones de toneladas de soja cosechadas en 2008, faltan aún venderse 28 millones. Si se colocara el total retenido, a un precio promedio de 600 dólares la tonelada, significaría un ingreso de divisas adicional de aquí a fin de año de 2.800 millones de dólares por mes. Si bien no se "suman" al PBI, como suele remarcar el economista de Barclay''s Eduardo Levi Yeyati, sí aportarían lubricante para una cadena de pagos que hoy se encuentra "seca" de efectivo, tras más de 120 días de conflicto.

"Hay que tener en cuenta que el conjunto de provincias en las que el agro es la actividad más importante representa un 30% del PBI de la Argentina", cuantifica Ernesto O''Connor, de la UCA. "Esas jurisdicciones, por el paro del campo y los bloqueos del transporte, estuvieron practicamente paralizadas en los últimos dos meses", agrega O''Connor, que cree que este año la economía se desacelerará a una tasa del 5%-6%. Para Adrián Ramos, de la CEPAL, la marcha de la industria se viene moderando fuerte en lo que va del año, de acuerdo con los propios datos del INDEC.

Entre las distintas claves que los analistas apuntan para el resto del 2008 están las siguientes:

Expectativas: según Dante Sica, de Abeceb.com, el resultado de la votación de la madrugada del jueves trae una "bocanada de aire fresco" para una tensión que estaba muy contenida en materia de expectativas. "Está claro que la retracción que veníamos viendo en el consumo no tenía que ver con salarios o desempleo, sino con expectativas deprimidas, y aquí puede haber un rebote", opina. La caída del consumo se fue acentuando y esta semana alcanzó a un rubro que venía zafando de la tendencia general: según datos de las concesionarias de autos para la primera quincena del mes, julio cerraría con una caída interanual de venta de vehículos, algo que no ocurría desde 2002.

Frente fiscal: un informe de un banco privado de los grandes distribuido ayer habla de la baja en los "taxing powers" (poderes para recaudar) por parte del Gobierno que conlleva la derrota en el Senado. De acuerdo con un reporte de Macrovisión, el costo fiscal inmediato de toda la movida viene por dos costados. Por un lado, el diferencial de las retenciones --si finalmente cae la 125-- son unos 2.000 millones de dólares menos al año para las arcas oficiales. Por el otro, dicen Joaquín Cottani, Luciano Laspina y Esteban Fernández Medrano, un Gobierno debilitado políticamente enfrentará más presiones de gasto. De hecho, los analistas ahora se preguntan de dónde saldrá la plata para financiar el "relanzamiento" de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, con las reformas en Ganancias y en jubilaciones que se venían discutiendo, cuando las necesidades de financiamiento de 2008, sin la tasa adicional de retenciones, cierran con poco margen. Para los economistas de la Fundación Mediterránea, la dinámica este año "ajusta" con menos obra pública.

Precios: la menor actividad económica alcanzó para amesetar la inflación y las expectativas de suba de precios, pero no para bajarlas desde un nivel alto, que los economistas privados ubican por encima del 25%. Este valor acorta los horizontes de las decisiones económicas a pocos meses. "Lo cierto es que en junio bajaron las expectativas de inflación (según el indicador que releva la Di Tella), por segundo mes consecutivo", marca Lucas Llach

Temas en esta nota

    Cargando...