Los gobernadores piden dar vuelta la página de una pelea muy larga

Aliados y opositores a la Casa Rosada coinciden en valorar la fortaleza institucional del país.

18deJuliode2008a las07:33

Los gobernadores se ubicaron en una u otra trinchera en este largo conflicto entre el Gobierno y el campo. Casi ninguno mantuvo la neutralidad en estos meses de marchas y contramarchas. Con la decisión del Senado parecen haber quedado atrás los mensajes combativos y varios mandatarios coincidieron ayer en ver el lado positivo del funcionamiento institucional, además de llamar a la recuperación del diálogo entre los sectores enfrentados.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió ayer desdramatizar la situación a la que se llegó en la crisis por el aumento de las retenciones a las exportaciones agrícolas y consideró que el resultado de la votación en el Senado "fortalece las instituciones".

Scioli fue el primer alto funcionario del oficialismo que salió ayer a hablar públicamente. Lo hizo por la mañana durante un acto en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), durante el cual consideró que "funcionaron todos los mecanismos constitucionales como corresponde a una democracia que se consolida día a día, que madura, en la que se fortalecen las instituciones y la independencia de los poderes".

El mandatario provincial, que evitó hacer comentarios sobre la actitud del vicepresidente Julio Cobos, sostuvo que, "a pesar de las conjeturas y las cosas que se habían dicho respecto de que el Parlamento era solamente una escribanía del Poder Ejecutivo o sobre la especulación del voto de algunos legisladores. Se vio todo de cara a la sociedad, como corresponde".

"No hay que dramatizar, aquí tenemos todos una responsabilidad, la dirigencia política de todos los sectores, los medios de comunicación, los empresarios; tenemos que cuidar al país, cuidar la estabilidad, el mundo nos está mirando; la capacidad que tenemos nosotros para ir superando estos desencuentros", manifestó Scioli, que el martes último fue uno de los oradores en el acto convocado por el ex presidente Néstor Kirchner frente al Congreso.

En la vereda de enfrente a Scioli estuvo durante todo el conflicto el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, que ayer reclamó un acercamiento entre la Casa Rosada y los productores agropecuarios: "Ahora es imperioso que el gobierno nacional y las entidades ruralistas encuentren, a través del diálogo, un nivel de retenciones aceptable para las partes y solucionar en forma definitiva este conflicto".

Como parte del mismo espacio político de radicales K del vicepresidente Julio Cobos, el gobernador correntino, Arturo Colombi, respaldó el decisivo voto de su correligionario porque, a su entender, servirá para resolver la crisis. "Era lo que estábamos esperando para salir del conflicto en el que nos encontrábamos desde hace largo tiempo y empezar a buscar un camino de consenso que contemple las necesidades de ambas partes."

Mirada hacia delante
Colombi no considera que esa determinación de Cobos, muy cuestionada por la Casa Rosada, tenga repercusiones en la relación del oficialismo con las provincias aliadas en la Concertación Plural: "El intercambio institucional y las acciones conjuntas que llevamos a cabo con el Ejecutivo Nacional continuarán en un marco de normalidad como hasta ahora, porque institucionalmente funcionamos bien y tenemos muchos objetivos en común para cumplir".

Hermes Binner fue uno de los gobernadores preferidos por los dirigentes agropecuarios. Festejó ayer la negativa legislativa a aprobar el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo. "Había que tener un gesto que oxigenara la democracia. La democracia está viva y ayuda a construir este país maravilloso. Unicamente la incomprensión nos puede llevar a no aprovechar este momento", dijo el gobernador socialista santafecino.

El mandatario tucumano José Alperovich pidió renovar la agenda pública con otros temas de i

Temas en esta nota

    Cargando...