La oposición celebra, pero plantea reparos

Bullrich dijo que el decreto no es claro respecto del alcance de la medida y advirtió: "No puede haber subterfugios"; para Carrió, la decisión "permitirá resolver el conflicto"; Morales destacó que el Gobierno "debió dar marcha atrás por primera vez en cinco años" y Sanz graficó: "Tarde pero bienvenida".

Por
18deJuliode2008a las16:33

La decisión del Gobierno de dar marcha atrás con la resolución que dispuso las retenciones móviles generó reacciones variadas en la oposición.

Elisa Carrió consideró que la decisión comunicada por Alberto Fernández da cuenta de una "muy buena la reacción de la Presidenta" y que permitirá "resolver el conflicto".

Temas ocultos. Además, planteó que, a partir de la determinación, se genera espacio para retomar, no sólo el diálogo con el agro, sino otros temas que quedaron opacados por la crisis.

"Esta decisión abre la puerta a que desde la próxima semana se pueda empezar a tratar la agenda postergada, que es la inflación, la situación energética y la problemática de los jubilados", enumeró la dirigente.

El presidente del radicalismo, Gerardo Morales, en tanto, consideró que el Gobierno no tenía demasiado espacio para reaccionar de otra manera tras el revés en el Congreso. "No había otro camino que derogar la 125. Ahora hay que trabajar con la agenda pendiente con una política agropecuaria", señaló el senador en declaraciones a C5N.

"Esperábamos que la resolución saliera antes, pero se está abriendo un camino correcto", concluyó.

Su par y jefe de la bancada radical Ernesto Sanz, se pronunció en sentido similar. "Si no se deba marcha atrás, la piedra del conflicto seguía sin resolverse", señaló.

Primera vez. En este sentido, opinó que la decisión "se tomó tarde" pero que "es bienvenida" y añadió: "Estamos mejor. Esto abre un camino para retomar el diálogo".

Además, destacó que "el Gobierno tuvo que dar marcha atrás por primera vez en cinco años" y hizo hincapié en que la reacción se produjo porque "funcionó la institucionalidad" y porque "hubo una sociedad movilizada".

Poco claro. También desde la Coalición Cívica, Patricia Bullrich fue más crítica y planteó sus reparos respecto del alcance que tendrá el decreto.

"Lo que tiene que quedar claro es que la situación debe volver al 11 de marzo y eso no aparece con claridad en el texto. La derogación tiene que quedar clara y ser contundente. No puede quedar espacio par subterfugios.

Temas en esta nota

    Cargando...