Dudan del decreto que limita las retenciones

El agro dice que su alcance es parcial.

Por
22deJuliode2008a las07:11

Serias dudas despertó en la comisión de enlace de las entidades agropecuarias el decreto que dio de baja ayer las retenciones móviles, luego de que el Senado rechazara ese mecanismo, el jueves pasado. La alerta se encendió por una sutileza de vocabulario: la norma publicada en el Boletín Oficial no habla de derogar la resolución 125, que fijó las alícuotas móviles, sino de "limitar" su vigencia.

"El concepto de limitar la vigencia es parcial. No se sabe si la limitación es sobre todas las producciones o sobre qué plazo temporal. La terminología es muy ambigua", explicó a LA NACION Miguel Giraudo, gerente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro).

"Las normas publicadas no derogan ni suspenden el sistema que provocó el conflicto, sino que simplemente modifican las alícuotas vigentes. Eso no va a generar la confianza suficiente para que muchos salgan a vender", dijo Juan Pedro Merbilhá, abogado de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

Cabe recordar que fuentes oficiales dijeron días pasados que en derecho administrativo la palabra "limitar" significa "derogar".

Inconstitucionalidad
Pero además de estos reparos, a la hora de leer las normas que oficializaron la caída de las retenciones móviles, en las entidades marcaron que lo publicado ayer por el Boletín Oficial sigue pecando de inconstitucional. "Jurídicamente, lo dispuesto ayer ratifica el ejercicio de parte de la Presidenta de una facultad que es propia del Congreso, de fijar impuestos. Las retenciones en manos del Ejecutivo siguen siendo inconstitucionales", apuntó Merbilhá.

"Si bien a los efectos prácticos se vuelve a las retenciones del 10 de marzo, lo cierto es que de lo publicado se desprende que el Poder Ejecutivo buscar mantener la atribución de fijar los impuestos", señaló Hugo Luis Biolcati, vicepresidente de la Sociedad Rural. "Para la Comisión de Enlace es fundamental que estos impuestos pasen por el Congreso, donde hay muchas propuestas alternativas interesantes", agregó.

Otra cuestión que generó rechazo en la dirigencia rural fueron los considerandos del decreto y las resoluciones que volvieron a establecer las retenciones del 10 de marzo, donde se acusó al campo de hacer un lockout patronal y de presionar sobre los legisladores y sus familias para votar en contra de las retenciones móviles. "Los considerandos cayeron pésimo. Da la sensación de que están sangrando por la herida y no quieren reconocer el error. Creo que es una pauta de que esta nueva etapa no va a ser fácil", analizó Silvio Corti, de la Federación Agraria.

"Llamar lockout al paro es un error. Un lockout es un paro empresario donde los dueños no dejan trabajar a los empleados. En el paro nunca se prohibió ni se dejó de trabajar, sólo se recomendó restringir la comercialización por períodos acotados", apuntó Merbilhá.

Temas en esta nota

    Cargando...