Lenta normalización del comercio granario

Primó la cautela entre los operadores

Por
22deJuliode2008a las07:14


Pese a la expectativa que despertó la derogación de la resolución 125 sobre retenciones móviles, en la Bolsa de Comercio de Rosario la primera rueda de operaciones de la semana transcurrió en un clima de suma cautela. Tanto productores como exportadores contuvieron la euforia que alentaron las nuevas reglas de juego a la espera de que, con el correr de los días, el precio de la soja se consolide y los mercados se animen.

"Todos esperábamos que los mercados se comportaran justo al revés de como lo hicieron, es decir que después de la desaparición de las retenciones móviles explotara la venta de soja. Pero eso no sucedió, se operó con mucha cautela, con mucha prudencia, y no es extraño que haya sido así, ya que la situación todavía es incierta", comentó a LA NACION Víctor Sandoval, corredor de la firma Agroexport SA.

Entusiasmo inicial
El entusiasmo con que se esperó la apertura del mercados en el recinto de la Bolsa se enfrió al ver que en la mitad de la jornada no había operaciones. Sólo cuando la aceitera Molinos Río de la Plata salió a comprar se consolidó un precio de $ 970 por tonelada de la oleaginosa, un valor menor que el que esperaban los corredores, como se informa en Economía, página 7.

No obstante, el presidente de la Bolsa de Comercio, Jorge Weskamp, aseguró que el arranque de las operaciones fue auspicioso. "Es un día muy especial porque resulta el primero después de la derogación de la 125. Sin embargo, hay varios resortes que deben ajustarse en el mercado granario, cuestiones que se tienen que rever, que todavía están pendientes y que afectan la limpieza de los precios". Y añadió: "No se podía esperar una explosión y no la hubo. Tenemos confianza en que con el correr de los días vamos a recuperar el tiempo perdido, pero el hecho de que se hayan comercializado 60.000 toneladas es alentador", destacó Weskamp

Daniel Ferro, representante de una empresa exportadora e integrante de la comisión directiva de la Bolsa, indicó que "quedó claro que las expectativas eran injustificadas". Y enfatizó: "La mayoría nos contagiamos del entusiasmo y deseamos que los mercados vuelvan a la normalidad, pero la realidad nos demostró que todavía falta mucho para que eso suceda. Hay que tener paciencia, las heridas que dejó el conflicto no se van a curar en dos o en cinco días", reflexionó Ferro, quien integra la comisión directiva de la Bolsa de Comercio.

Ricardo Luque.

Temas en esta nota

    Cargando...