El Gobierno pone a Cheppi a trabajar en el largo plazo

Luego del enfrentamiento de casi 4 meses, Cristina confía en un leal ingeniero agrónomo la recomposición del diálogo con el agro con vistas al largo plazo.

Por
22deJuliode2008a las07:16

Hasta anoche no había oficialización ni de la renuncia de Javier de Urquiza al frente de la Secretaría de Agricultura ni su reemplazo por Carlos Cheppi, hasta ahora presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), los recambios en esa cartera clave para las relaciones con el sector rural son un hecho.

Es más, varias fuentes consultadas, apuntaban que el recambio en la Sagpya es el oxígeno que necesita el Gobierno para reencauzar la relación con los ahora fortalecidos dirigentes agropecuarios, aun cuando desde los despachos oficiales se buscará postergar cualquier contacto con ruralistas al menos por un par de semanas.

El propio De Urquiza se comunicó ayer a varios funcionarios de diversas áreas y confirmó su alejamiento a algunos representantes del Gobierno en el exterior. “Mi tiempo político se acabó”, manifestó el todavía secretario a sus interlocutores.

Ahora sólo resta conocer cuándo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dará el aval para el alejamiento formal del todavía secretario, y la llegada a la Sagpya de Cheppi, un ingeniero agrónomo de carrera en el Inta con fuerte identificación con las políticas kirchneristas y respetado por las entidades rurales. A pesar de las críticas que cosechó en las últimas semanas por defender ante el Senado las retenciones móviles y decir que el campo tiene buena rentabilidad, Cheppi tiene buena recepción entre los ruralistas, quienes destacan que es un técnico impecable y que el Inta creció mucho bajo su conducción.

El hasta ahora titular del Inta buscará abrir una agenda de diálogo con el sector rural, de la mano de un remozado plan agropecuario a mediano y largo plazo. Las directivas de esa política no son nuevas, sino que alguna vez formaron parte de la plataforma gubernamental que Néstor Kirchner presentó en 2003, cuando era candidato presidencial.

La intención será apuntar a un plan de largo plazo para la reactivación agropecuaria, con pautas ambiciosas de subas para la producción granaria, la ganadera bovina y porcina, la láctea y las economías regionales.

No obstante, incluso si el nombramiento sucede en las próximas horas, los dirigentes rurales deberán esperar unos cuantos días para ser recibidos y comenzar a discutir sus reclamos pendientes.

Ante el nuevo panorama que se abre para el sector, los dirigentes nacionales del agro resolvieron posponer unas horas la reunión de la mesa de enlace en la que las cuatro entidades iban a priorizar los asuntos de urgente resolución luego de la caída de las retenciones móviles. Según indicaron algunos voceros, el encuentro podría realizarse hoy mismo. Pero no descartaron una nueva postergación, de acuerdo a cómo avancen las novedades sobre la Sagpya.

El desembarco de Cheppi en Agricultura era descontado por varios operadores oficiales desde mediados de mayo pasado, sobre todo por el fuerte desgaste que sufrió De Urquiza tras el paro agropecuario de marzo.

Eso porque su alicaído poder, que comenzó a menguar en la muestra ganadera de Palermo, en agosto pasado, cuando fue el único exponente K presente en La Rural durante un durísimo discurso de Luciano Miguens, y se profundizó con las intromisiones de Guillermo Moreno en acuerdos de precios de alimentos, se encontró con otro obstáculo insalvable: el creciente rol fiscalizador del agro de Ricardo Echegaray. Antes del fin del conflicto de 130 días, De Urquiza terminó de irritar a sus antiguos colegas de Confederaciones Rurales (CRA) con su férrea defensa a las retenciones móviles en el Congreso.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...