Con el fin del conflicto, se reaniman las operaciones inmobiliarias

Los operadores volvieron a recibir consultas y hay más visitas a las unidades.

Por
23deJuliode2008a las07:40

El efecto "conflicto con el campo", que se había convertido en un cuello de botella para las operaciones inmobiliarias se está disipando, según los empresarios del sector. En la última semana, la gente se mostró más distendida y mejoró el ánimo de quienes dudaban a la hora de concretar las transacciones, aseguran.

Roberto Tizado, que comercializa inmuebles en el segmento ABC1, asegura que en julio, la crisis llegó a su peor expresión y, en su caso, las ventas experimentaron una leve caída. Sin embargo, a partir de que se destrabó la controversia por las retenciones al sector agropecuario "ese mercado que se había silenciado cambió. Creo que cambió el ánimo de la gente", dijo el empresario.

"Todavía es prematuro hablar de un cambio importante en la tendencia del mercado", explicó Hugo Menella, director de la Camara Inmobiliaria (CIA). Sin embargo, "evidentemente cambió el ánimo", coincidió con sus colegas. "Poco a poco el mercado se va distendiendo, la gente está llamando más Con todo, se hacen las operaciones más chicas, de hasta 100 mil dolares porque las unidades más costosas siguen paralizadas, advirtió. Según Menella, la situación podría aceitarse más si el Gobierno diera una señala positiva, por ejemplo, contra la inflación.

La inmobiliaria de Jorge Toselli trabaja las zonas de Barrio Norte, Recoleta, Belgrano, Palermo y el Botánico. En esta semana, reflotó tres operaciones que ya estaban dadas por caídas. "Eran propietarios que habían pagado las reservas pero estaban a la espera de si el dólar subía o no y el clima de tensión política, no los dejaba animarse a concretar las operaciones. "Después del conflicto, esas ventas (de 130, 80 y 115 mil dólares) se terminaron de cerrar ", contó.

Tosellí tambén apuntó: "Notamos además que hubo más llamados por alquileres, que curiosamente se habían paralizado: consultas por departamentos de uno, dos y tres ambientes. Otro dato: el domingo pasado empezó a ir más gente a las guardias inmobiliarias, contó.

Sebastián Beigel opina que la vuelta a la normalidad va a llevar un tiempo, pero es indudable que hay un cambio de actitud en la gente: está más tranquila, más esperanzada", describió.

José Rozados, de Reporte Inmobiliario, dice que el efecto benéfico de la solución al conflicto no se va a sentir de manera inmediata. Quedan pendientes otros temas: qué va a pasar con el dólar, las altas tasas de interés y la inflación".

Por Natalia Muscatelli.

Temas en esta nota

    Cargando...