EE.UU. cosecha críticas por su plan de recorte de subsidios

Propone un techo de US$ 15.000 millones.

23deJuliode2008a las07:44

Con un lacónico, pero elocuente "decepcionante", el canciller Jorge Taiana rechazó ayer la propuesta de EE.UU. de reducir sus subsidios agrícolas a menos de US$ 15.000 millones anuales para desbloquear las negociaciones sobre liberalización de comercio mundial. Ese fue el comentario del ministro, antes de entrar en una maratónica sesión de seis horas en el salón verde de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La Argentina también protagonizó una dura pulseada con el director general de la OMC, Pascal Lamy, con motivo del texto sobre acceso de bienes industriales, llamado NAMA (Non-Agriculture Market Access), que debe servir de base a las negociaciones de esta semana en Ginebra para tratar de desbloquear la Ronda de Doha. Desde el inicio de la reunión, la Argentina informó que "no acepta" ese texto por considerarlo "inadecuado" y "desbalanceado".

El canciller de Brasil, Celso Amorim, tampoco ocultó su decepción con EE.UU. al decir que su propuesta agrícola "muestra el compromiso con la negociación, pero con un bajo nivel de ambición". Taiana y Amorim mostraron claramente los escasos progresos logrados en las dos primeras jornadas de esta crucial conferencia de la OMC, que reúne a 75 ministros de los 35 países más representativos en el intercambio mundial.

"Básicamente el día de hoy fue similar al de ayer. La diferencia es que los temas se trataron con mayor profundidad y detalle. Pero las posiciones se han repetido", dijo Taiana a LA NACION al salir de la reunión en el salón verde.

-¿EE.UU. se mostró dispuesto a hacer más concesiones?

-Se está conversando, concluyó el ministro. La propuesta rechazada por la Argentina, Brasil y otros países emergentes había sido presentada por la mañana por la representante de Comercio norteamericana, Susan Schwab. La oferta apenas mejora levemente una iniciativa precedente de US$ 17.000 millones .

Actualmente, el techo de subvenciones autorizado por la OMC para EE.UU. es de US$ 48.000 millones. A fines de 2005, Washington había propuesto reducir esa cifra a 22.500 millones, antes de bajar el año pasado a 17.000 millones.

Al justificar su rechazo, los grandes países emergentes explicaron que las subvenciones estadounidenses seguirían siendo demasiado elevadas. "Si dijeron 15.000 es porque pueden aún hacer esfuerzos. El año pasado, los agricultores norteamericanos recibieron 8000 millones de dólares en subsidios", subrayó otro miembro de la delegación brasileña que requirió el anonimato.

Schwab reconoció que sus agricultores recibieron esa cifra. De ese modo, la propuesta de EE.UU. de fijar el techo en 15.000 millones le permitiría aumentar sus subsidios en 7000 millones. Para Schwab, por el contrario, se trata de "un gesto de gran envergadura, hecho de buena fe, con la esperanza de que otros hagan lo mismo y optimicen sus propuestas de apertura de mercados".

Taiana vs. Lamy
"La Argentina tiene una posición muy firme en NAMA porque debemos garantizar que la ambición sea equivalente. No puede ser que los países desarrollados ofrezcan poco en agricultura y pidan mucho en bienes industriales. Debemos garantizar la continuidad de políticas que permitan un desarrollo industrial", precisó Taiana. El roce con Lamy se ha producido a raíz del cuestionamiento que ha hecho la Argentina del documento que debe servir de base a la discusión de NAMA.

"Ese borrador ha sido presentado como si fuera un documento de trabajo aceptado por todos. Sin embargo, fue redactado sin tener en cuenta todas las posiciones", explicó el director de Negociaciones Económicas Internacionales argentino, Néstor Stancanelli. La Argentina considera que, con ese texto, sucedió todo lo contrario que con el borrador sobre negociaciones agrícolas, "que sí fue acordado por todos los países participantes y, en co

Temas en esta nota

    Cargando...