Festejo anticipado: los bonos suben 3% por el rumor del alejamiento de Moreno

En la city porteña apuestan a que una normalización del Indec oxigene los títulos ajustables. Los bonos más cortos continúan rindiendo entre 13% y 14% anual.

23deJuliode2008a las07:47

¿Quién le quitará la ilusión al mercado? Hasta nuevo aviso, los inversores están festejando el hipotético alejamiento del hombre que sepultó cualquier expectativa positiva que existía con los bonos argentinos. Sin confirmación de su ida pero tampoco alguna ratificación en su cargo, Guillermo Moreno es hoy el driver para los títulos públicos. Ayer, por caso, cuando se intensificó el rumor en las mesas, los inversores salieron a convalidar la expectativa: el corolario, subas de casi 3% para los bonos emitidos en pesos, aquellos que habían caído en desgracia desde que se empezó (hace más de un año) a dibujar estadísticamente la inflación.

Claro está, el hecho de que la cara visible de la intervención en el INDEC esté cuestionado despierta entusiasmo y esperanzas en el mercado. ¿De qué? Simplemente de que lo remuevan del cargo, ya que saben que los nombres en danza (Eric Calcagno o Mercedes Marcó del Pont) no representarían –por lo menos a priori– grandes cambios. “La figura de Moreno tiene tanto peso negativo en el mercado que a pesar de quién venga a reemplazarlo, que se vaya es en sí un dato positivo”, explicaban en la city.

“El rumor estuvo todo el día y el mercado se tornó positivo en casi todos los bonos en pesos. No hubo una demanda abismal que paguen precios ilógicos, pero fue más sostenida que ayer (por el lunes) y se vieron inversores genuinos”, sostuvo Julio Bruni, director de Arpenta Sociedad de Bolsa. El especialista dijo que el mercado se movió por las expectativas a una mejora paulatina de los títulos, que vendría de la mano de algunos cambios en el INDEC bajo el supuesto de que Moreno deje el Gobierno. Más aún, Bruni acota que el escenario –de confirmarse la expectativa del mercado– sería alentador ya que los rendimientos de los bonos siguen siendo elevados a pesar de la reciente recuperación. “Los rendimientos actuales de títulos cortos y medios indexados rondan el 13-14%, con lo cual podrían ser de interés, particularmente si el revés político que implicó la derrota en el Senado se traduce en un cambio de actitud política, en la cual se pueda imaginar una eventual normalización del INDEC”, consigna Capital Markets

Argentina. De hecho, ayer quienes lideraron las subas como el Discount, el Bogar 2018 y el PRO13 rinden 9,74%, 12,7% y 13,6% respectivamente. Léase, aún pagan bastante.

Quien no pudo repetir lo sucedido el día anterior fue el mercado de acciones. Después de la suba del 4% del lunes, los inversores decidieron tomar ganancias y el Merval perdió 1,26% empujado además por Tenaris y Petrobras Brasil (con sendas bajas que superaron el 3,5% por la caída del petróleo). Extraño comportamiento de Pampa Holding que derrapó casi 4% mientras que su controlada (Edenor) siguió escalando y ganó 4,17%. “Las acciones todavía tienen un peso en sus espaldas. Esto es, ver los balances que se vienen y cómo impactó la crisis del campo”, deslizaba a modo de explicación un analista.

Sea como fuere, lo cierto es que de mantenerse la recuperación de los bonos sería una buena noticia para las acciones. Claro, en un mercado algo más descontracturado después del batacazo de Cobos pero que, vale aclarar, influenciado por expectativas o rumores como el aumento de tarifas y la renuncia de Moreno, según los casos. Pero, en la city creen que de convalidarse el apetito por bonos, habrá “derrame” en renta variable. La razón es obvia: los fondos –cuando vuelven a la Argentina– van a renta fija y el “excedente” a los papeles locales. De hecho, en la Bolsa de Comercio se negocian mensualmente mucho más en bonos que en acciones: los primeros operaron el mes pasado $ 22.000 millones mientras qu

Temas en esta nota

    Cargando...