El campo, en el centro de la agenda nacional

Entrevista a Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural. Para el dirigente, se abre una instancia de diálogo con el Gobierno, en la cual habrá que poner sobre la mesa un cambio radical de concepto: en vez de castigar a la soja, fomentar la producción y exportación de las otras actividades.

24deJuliode2008a las07:23

“Tenemos que enganchar nuestro proyecto agropecuario con el proyecto del Bicentenario”

Luciano Miguens es conciente de que nunca un discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina ha concitado tanta atención política y mediática como la que se espera para su intervención en la Exposición Rural de Palermo. Sin embargo, no se lo ve nervioso y nunca sale de su característico tono medido. Confiesa que no ha escrito todavía su alocución, aunque seguramente el tono será más positivo y conciliador del que habría sido si la semana pasada la decisión del Senado hubiese sido otra.

Es, además, su última participación al frente de esta agremiación, ya que tiene decidido pasar la posta este año. La agenda agropecuaria, dice, está escrita desde hace mucho tiempo: lo que ha cambiado es el contexto político.

En entrevista exclusiva con El Cronista, el dirigente rural hace la evaluación de cómo queda parado el campo luego de la extensa crisis con el Gobierno y adelanta cuáles serán los temas que espera sean objeto del esperado diálogo con las autoridades. Fomento a la exportación, medidas que atiendan a los casos especiales, facilidad de acceso a insumos y fertilizantes y, en general, un marco previsible y sin discrecionalidades son el eje de su planteo.

- Debe hacer muchos años que la Exposición Rural de Palermo está empapada de una connotación política como la de este año...

- Sí, sin dudas será así después de lo que han sido estos cuatro meses. Nos ha dado una experiencia parlamentaria, y si bien yo nunca compartí esa idea de que tiene que haber un partido del campo, sí creo que tuvimos un en la presencia en las listas de los partidos. Creo que el campo tiene que tener mucho más presencia en las plataformas de los partidos y en cuanto al contenido de lo que es el sector y sus posibilidades de tenerlo presente en la agenda nacional. Uno ve que en otros países no es así, que en los cuadros políticos o en las comisiones parlamentarias hay gente muy especializada. Es una de las cosas a mejorar, y es una autocrítica que nos hacemos.

Y lo que ha sido esta presencia nuestra en la mesa de enlace, el hecho de tener que ir al Congreso, hablar con los distintos bloques, que nos han recibido con un gran interés, y basta con oir los discursos de los 100 oradores que hubo en este debate parlamentario, para ver que empezamos a mejorar en ese sentido.

-Su discurso va a ser muy esperado y seguido con atención por todo el país. ¿Cuál va a ser el tono, será conciliador con el Gobierno, marcará la agenda agropecuaria que viene?

-Por supuesto que tenemos que plantear la agenda. Que de hecho ya está armada, cuando a fin del año pasado asumió el nuevo gobierno teníamos la agenda pero no tuvimos la oportunidad de plantearla porque no fuimos recibidos por el ex ministro Lousteau en esos meses finales del 2007, y luego cuando lo conocimos ya fue con el lanzamiento de la resolución 125. Así que prácticamente el campo está alejado y aislado de la política oficial desde que asumió este gobierno.

De manera que hay muchos temas urgentes, y está el proyecto del bicentenario, con el que tenemos que enganchar el proyecto agropecuario, si es que el gobierno lo quiere tomar. Es un proyecto agropecuario que hace a todas las actividades, no sólo a las grandes como los principales cultivos y la ganadería, sino también a economías regionales y a sectores como los ovinos, porcinos, etc. Un tema largo y con urgencias que vienen de que en este tiempo el campo no ha sido considerado.

El planteo de mi discurso va a ser

Temas en esta nota

    Cargando...