Arrancó la Exposición Rural, con alto perfil luego del conflicto

Pese a algunos faltazos provinciales y de organismos nacionales, se inscribieron más de 4000 animales y se espera superar el 1,17 millón de visitas del año pasado.

Por
25deJuliode2008a las07:25

A tan sólo una semana de la peleada votación que finalmente retrajo las retenciones a las vigentes antes del 11 de marzo, la 122º Exposición Rural abrió sus puertas ayer levantando cabeza luego de 130 días de absoluto desánimo en el sector agropecuario.

En conferencia de prensa, por la mañana, el titular de la entidad, Luciano Miguens, recordó que fue un tema de discusión la realización o no de la muestra anual que acerca cada año el campo a la ciudad, pero indicó que fue el propio apoyo que recibieron los ruralistas de los habitantes de las urbes lo que impulsó la decisión (ver más información en pág. 8).

La jornada de apertura demostró que fue una buena opción.

El pabellón de bovinos de carne contó con la presencia de las razas líderes, Hereford y Angus, sin bajas representativas en la cantidad de ejemplares presentados. “A último momento, cabañas que no iban a venir decidieron hacerlo”, indicó Gustavo Sánchez, un comprador de hacienda que circulaba por los pasillos del pabellón, que es además uno de los 16 ruralistas detenidos por la gendarmería en Gualeguachú, entre los que se contaba el líder de la Federación Agraria entrerriana, Alfredo D‘Angeli.

Un expositor de Brangus, raza rústica que está en auge con el corrimiento de la frontera ganadera al norte del país, indicó que “lleva siete meses de preparación para una cabaña llegar a la muestra ganadera de la Rural”. Pese a la incertidumbre, los motores se mantuvieron en marcha y esa raza trajo este año 5 nuevos expositores, totalizando 23 cabañas.

El gran negocio en la exposición es la venta de ejemplares en los remates, que se cotizan mejor cuanto más alto lleguen en la premiación, cuyas ternas son según sexo y raza.

“La expectativa de este año es que los valores pagados por los ejemplares no bajen”, indicó el director ejecutivo de la raza Hereford, Juan Bullo, quien por otro lado destacó que en este contexto de mayor consumo mundial “los precios deberían estallar”, pero que “la demanda está haciendo la plancha por la inestabilidad”.

La situación de la lechería es algo más comprometida, lo que viene haciendo mermar la cantidad de animales presentes en la muestra año tras año. Adicionalmente, según indicó a El Cronista uno de los responsables de la cabaña “La Rinconada” de la raza Holando, “hace tiempo que los ejemplares no se pagan como esperamos”. Igual que el tambero, el criador de razas lecheras se queda con muy poco margen por la venta de sus ejemplares. “Un buen animal, que vale $ 10.000, en algunos casos se vende por $ 7.000”, indicó el cuidador.

Pese a que faltaron los stands de la Secretaría de Agricultura, el INTA y las provincias de Formosa, Jujuy, Santa Cruz, Chaco y Río Negro, además de la firma Coca Cola, sorprende el volumen de empresas, especialmente en el caso de las maquinarias, que tuvieron asistencia perfecta.


Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...