El Gobierno analiza cambios en el Indec

Lo admitieron fuentes oficiales luego de que Massa dijo que se debe "reconstruir la confianza" de la gente en el organismo.

26deJuliode2008a las08:13

En medio de las insistentes versiones sobre el alejamiento del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, la Casa Rosada analiza cambios en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), según admitieron ayer a LA NACION altas fuentes oficiales.

El indicio de que el tema es motivo de debate en estas horas en el Gobierno lo brindó por la mañana el flamante jefe de Gabinete, Sergio Massa, al admitir que hay que "trabajar muy fuerte" para reconstruir "la confianza del ciudadano" en el Indec.

"Me preocupa que no tengamos la capacidad de transmitir confiabilidad a la sociedad sobre cómo está funcionando cada una de las instituciones", afirmó a Radio América.

En consecuencia, consideró que es preciso "construir una muy fuerte confianza del ciudadano en todas las instituciones del Estado y eso, obviamente, incluye al Indec".

"En todos los estamentos y ámbitos del Estado hay que trabajar muy fuerte para que en aquellos organismos en que la gente confía aumente la confianza, y en aquellos en que la gente desconfía aumente aún más la confianza", resaltó Massa.

Las fuentes oficiales consultadas anoche por LA NACION reconocieron que las palabras de Massa no fueron casuales ni efectuadas a título personal, sino que forman parte de "un camino que se empezará a recorrer desde el Gobierno para que el Indec recupere la credibilidad perdida".

De todas formas, las mismas fuentes no quisieron brindar precisiones sobre qué cambios se analizan en el organismo ni tampoco si contemplan el alejamiento de Moreno, una posibilidad que en los pasillos de la Casa Rosada se considera muy probable.

A las sugestivas declaraciones del intendente de Tigre en uso de licencia se sumaron dos episodios en la misma línea: la significativa ausencia de Moreno, anteayer, en la asunción de Massa y la sorpresiva cancelación de una conferencia que el secretario de Comercio tenía previsto brindar ayer, a las 19, en la Jefatura de Gabinete, sobre "El papel del Estado en la economía".

El Indec, virtualmente intervenido desde enero de 2007, cuando Néstor Kirchner era presidente, será una de las cuestiones más sensibles y uno de los desafíos más difíciles con que se topará en su gestión el flamante jefe de Gabinete.

De hecho, según los rumores que circulaban sobre el alejamiento de su antecesor, Alberto Fernández, el nunca resuelto conflicto con el Indec (además de su mala opinión sobre Moreno) fue uno de los motivos de esa dimisión.

Desde su intervención (como se informa por separado), el Indec ingresó en un prolongado conflicto que generó un sinnúmero de marchas, protestas y hasta episodios violentos como el ocurrido el último lunes, cuando el local de los trabajadores agrupados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) fue violentado por un grupo identificado por los agredidos como "la patota de Moreno".

Tanto desde la oposición como desde sectores internos del Gobierno reclaman que el controvertido funcionario sea separado de su cargo.

"Sin codazos"
Por otra parte, Massa descartó ayer tener intenciones de participar en las peleas internas por espacios de poder en el Gobierno al afirmar que no se puede "andar a los codazos".

"Soy una persona que trata de trabajar con todos aquellos que cumplen alguna función. No me parece que uno tenga que andar dentro de un gobierno a los codazos", aseguró Massa.

El nuevo funcionario pareció así excluir la posibilidad de repetir las experiencias de su antecesor, a quien se señalaba en conflicto permanente con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, por espacios en el Poder Ejecutivo.

Anteayer, el primer acto de gobierno de Massa fue la firma del envío al Congreso del proyecto de reestatización de Aerolí

Temas en esta nota

    Cargando...