Las exportadoras amenazan con hacer juicios por las retenciones

Resoluciones de la ONCCA y de la Aduana.

Por
28deJuliode2008a las07:23

Las cerealeras están alistando sus abogados para resistir a la pretensión del Gobierno de cobrarles retenciones "retroactivas" por US$ 1.700 millones. En una batalla judicial que promete ser larga, las exportadoras no solo cuestionarán los cálculos que realizó la ONCCA para impulsar ese reclamo. También cargarán contra una norma de Aduana, del 10 de julio, que podría multiplicar varias veces la millonaria cifra en disputa. La Nota Externa 47/2008, firmada por la directora de la Aduana, Silvina Tirabassi, establece un mecanismo para definir la alícuota de retención que se cobrará a los embarques de granos que la ONCCA informó no cumplen con lo estipulado por la Ley 26.351. Esa norma, conocida como Martínez Raymonda, estableció a fin de 2007 que el Estado podrá actualizar las retenciones cuando las cerealeras no puedan acreditar que ya tenían la mercadería comprada ante un cambio en el esquema tributario.

Según informó la ONCCA en los últimos días, antes de la suba de retenciones de noviembre, las empresas agrícolas declararon ventas por casi 30 millones de toneladas, pero solo pudieron acreditar la compra de 6 millones. Por lo tanto, correspondería actualizar la alícuota para 24 millones.  En su Nota Externa, la Aduana decidió cómo hacerlo: una vez comprobada la fecha de embarque, se aplicará la alícuota de retenciones de dicho día. Pero Tirabassi puso en alerta a las cerealeras al definir además que "cuando el exportador no pueda demostrar la fecha en que se perfeccionó el Contrato de Compraventa, la base imponible aplicable será el Precio FOB Oficial vigente a la fecha" en que se concretó el embarque.


Los letrados de los privados se frotan las manos frente a esta norma, que ni siquiera tiene rango de Resolución, ya que iría en contra de la propia Ley Martínez Raymonda. Y es que cuando se discutió ese texto en el Senado, el legislador kirchnerista y dueño de Aceitera General Deheza, Roberto Urquía, promovió una reforma del texto que había llegado de Diputados, para que la actualización alcanzara solo la alícuota de retenciones y no al valor sobre el cual se aplicaría. Así las cifras en disputa se reducen mucho, ya que el valor FOB de la soja pasó de 350 a 550 dólares. Aunque ahora la Aduana puede arrogarse facultades para revisar también esos valores.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...