Los bonos podrían trepar hasta un 20% si esta semana aparece alguna señal en el Indec

El mundo está lleno de aventureros. En la plaza bursátil, ya hay algunos que creen en las palabras del flamante jefe de Gabinete. La apuesta: si hay cambios en el Instituto de Estadísticas, el Discount y el Par podrían dar la nota.

Por
28deJuliode2008a las07:44

Se sabe: sólo aquél que soporta las dudas puede llamarse creyente. Y en el mercado local, sobran las dudas. El asunto parece ser convivir con ellas. Ergo, la base está. Lo otro, la parte del león, parece haberse cimentado de a poco, y hoy ya hay más de un broker dispuesto a creer que en los próximos días habrá importantes cambios en el Indec. El foco es éste: que el Gobierno estudia sincerar la inflación a partir del mes próximo. Believe it or not. Y no sólo esto: desde el Congreso, también “San Julio Cobos” haría lo suyo. En el planeta causa-efecto, lo que vendría es un IPC más realista y, por lo tanto, un “ajuste” por inflación más “ajustado” a la espeluznante suba de los precios.

El fin de semana la gente de la city no pudo descansar. En la inquietud del weekend –los chicos ya están de vacaciones y no hay Kung Fu Panda que los detenga– hubieron vertiginosas especulaciones. Se espera una suba en los precios de la renta fija. Esta suba sería, primero, “coyuntural” hasta tanto se vea una señal que haga girar la rueda virtuosa.

En el mapa de los próximos días, una de las señales que reclaman en la city en realidad no es una señal, sino una cabeza: la de Guillermo Moreno. Detrás de esa idea-fuerza, se broquelan “los utópicos de siempre”, quienes especulan con que esto traería un cambio en la cúpula administrativa del Indec. En la gran ciudadela de escépticos que es la Bolsa, parece que cada vez hay más personas dispuestas a “comprar” este combo.

“La confirmación de cualquier medida relacionada con el Indec podría generar una fuerte suba en los títulos”, dijo este fin de semana Antonio Cejuela, director de Puente Hermanos. Para el analista, de confirmarse este escenario títulos largos como el Discount y el Par podrían trepar hasta un 20%. Sin embargo aquí se dividen las aguas. Para el Discount en pesos, la potencialidad de suba sería inferior a la de otros títulos como el Par o el Bogar 2018, activos que se cuentan entre lo más negociado de la plaza. Es que las compras del Banco Central en aquél título lo han dejado “desarbitrado”.

A la cabeza

Dato no menor, desde hace una semana, cada vez es más fuerte la creencia de que un exhausto Guillermo Moreno estaría próximo a renunciar. Con las asombrosas declaraciones del flamante jefe de Gabinete, Sergio Massa, apuntando a una restauración de la confianza en el Indec, el rumor se potenció a lo largo del fin de semana. “Yo creo que Moreno ya está afuera pero que recién lo veremos confirmado hacia fines de esta semana”, dijo un broker de una mesa bancaria.

En rigor, la city se vio obligada a poner en marcha la oxidada maquinaria de análisis de los bonos atados a la inflación. Para los más cautelosos, recién habrá una suba sustancial cuando se confirmen los rumores.

Para otros, la idea de que el Gobierno estudia sincerar la inflación a partir del mes próximo ya sería suficiente incentivo para que los títulos indexados recuperen algo del terreno perdido.

Para la gente de Research For Traders, “el impacto en los bonos se hará sentir porque estos activos no están descontando todavía ningún cambio en el Indec”. En este punto, existen aquellos que, a pesar de las compras del Banco Central, también ven un bono Discount cotizando en los $130. El viernes, el título cerró en los $108,5 con una suba de 0,5%. Se tienen mucha fe.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...