"Hoy el dólar ya está barato, debería valer 1,30 por euro"

Asegura que el dólar terminará el año en 1,53 y se fortalecerá hasta 1,40 para fines de 2009. Le gustan también las monedas del Golfo Pérsico, el rublo ruso y el real brasileño.

28deJuliode2008a las07:46

Antes de unirse a Morgan Stanley en 1996, Stephen Jen trabajó como economista en el Fondo Monetario Internacional. Doctor en Economía del Massachusetts Institute of Technology (MIT), hoy tiene su base en Londres. Es la palabra máxima del banco en materia de monedas y dice que es momento de comprar dólares.

–¿Esta caída del dólar contra el euro es sólo transitoria? ¿Es una oportunidad para comprar?

–El dólar ha venido depreciándose contra el euro desde 2002, con una breve interrupción en el 2005. Esto ha sido un desarrollo muy significativo. Sin embargo, ha habido desarrollos recientes que sugieren que podríamos estar cerca del final de la depreciación del dólar. Los inversores han acumulado grandes posiciones anticipando un declive del dólar, si no un colapso (esto es, otra caída libre de 20%), pero el dólar se negó a seguir bajando. Hay, por supuesto, razones fundamentales que pueden explicar esto. Primero, el dólar ya está barato. Según nuestro modelo, vemos que el valor justo del euro/dólar se ubica hoy en 1,30, y que la divisa norteamericana está barata en relación a virtualmente todas las monedas del G10, con la excepción del yen japonés. En segundo lugar, finalmente hemos comenzado a ver signos concretos de que la economía alemana está empezando a debilitarse. Hasta ahora, la debilidad económica había sido bastante evidente en Italia, España, Irlanda y Dinamarca, pero la actividad alemana había resistido. De acuerdo a los últimos datos, no obstante, virtualmente toda la zona euro está hoy en declive. Y en tercer lugar, específicamente, las exportaciones alemanas empezaron a desacelerarse también. Esto es importante porque la fortaleza de las exportaciones había sido la principal razón por la cual el Banco Central Europeo permitió que el euro se disparara para proteger a la zona euro del shock del petróleo. Esta estrategia funcionó mientras que las exportaciones alemanas resistieron. Pero con las exportaciones hoy contrayéndose, el Banco Central Europeo ya no puede usar la política de un euro fuerte para hacer frente al shock del crudo. Por último, la debilidad de la zona euro también tiene implicaciones importantes para la trayectoria de la tasa de referencia. Es muy probable que ésta se encuentre al tope de su ciclo, mientras que la tasa en EE.UU. está en el piso. Esta combinación es muy positiva para el dólar, o al menos le pone un límite a su caída. Nuestra proyección es que el euro va a caer gradualmente hasta 1,53 para fines del 2008 y terminará el 2009 en 1,40.

–Trichet subió las tasas pero sugirió que sería un movimiento aislado, mientras que la retórica de Bernanke sobre inflación probablemente no termine siendo respaldada por un incremento. ¿Está de acuerdo?

–Los diferenciales de retorno nominal son importantes debido al creciente “hedging” (cobertura) y a los mayores balances “cross-border” (transnacionales) en los últimos años. Para que el dólar tenga un rally significativo, necesitaremos ver que la Fed empiece a normalizar la tasas o que el Banco Central Europeo las recorte. En mi opinión, el Banco Central Europeo ha sido más bien “torpe” recientemente, tanto en sus políticas como en su comunicación con los mercados. Y la principal razón de esta torpeza es que hay dos audiencias con las cuales tratar: la base de inversores y los sindicatos de trabajo. Para la primera, el Banco Central Europe necesita ser consciente tanto del panorama de corto como de largo plazo para la inflación. Para la segunda, en cambio, el Banco Central Europeo debe tener un único objetivo en mente, esto es, concentrarse casi exclusivamente en la inflación. Poner el freno una ve

Temas en esta nota

    Cargando...