Forman grupo Pro Biocombustibles

Bajo el nombre Alianza para la Abundancia de Alimentos y Energía, los tres monstruos del agronegocio mundial se unieron para contrarrestar la mala prensa de los biocombustibles en el mundo.

Por
28deJuliode2008a las12:58

La noticia fue conocida en los Estados Unidos, donde las compañías Monsanto Co., Archer Daniels Midland, Deere & Co. y DuPont Co., han decidido unir fuerzas, en lo que hace a publicidad y lobby con el fin de defender la producción de bioetanol y biodiésel.

Según la prensa de ese país, la industria de los biocombustibles que hace apenas unos años era un nicho de negocios hoy ha crecido logarítmicamente gracias al corte obligatorio de la legislación federal, que significa un consumo de 9.000 millones de galones de bios para 2009.

Para tener una idea de lo que significa ese volumen baste señalar que representa el triple de lo que anualmente se consume por gasoil en la Argentina, unos 34 mil millones de litros.

Pero distintos grupos y ONG se oponen al corte obligatorio y culpan a la industria de los biocombustibles de la escalada de precios de los granos y los problemas sociales que se han suscitado en los países pobres, como Haití o el sudeste asiático.

La estrategia de estas tres megaempresas es convencer a la opinión pública y los políticos de que se pueden alcanzar ambas metas. Tanto el abastecimiento energético y como el alimenticio, simplemente aumentando la productividad agrícola.

El plan de la Alianza es convencer a los legisladores de que mantengan las metas de corte obligatorio de etanol, pero al mismo tiempo aumentando el fondeo destinado a programas de investigación y desarrollo agrícola. Además buscan persuadir a la opinión pública que con las tecnologías disponibles es factible poder abastecer ambas demandas.

Según la Asociación de Productores de Maíz de los EE.UU. el 22% de la producción será destinado este año a la industria del etanol. Para los economistas de la Casa Blanca, en tanto, el uso del maíz para la fabricación de biocombustible explica dos tercios de la suba de los precios del grano.

En la Argentina
En la Argentina, en tanto cuando todavía restan dos años para que comience a regir el corte obligatorio del 5% en naftas y gasoil con bioetanol y biodiesel, respectivamente, conforme a lo dictado por la ley de biocombustible, las exportaciones de biodiesel están creciendo de manera notoria.

Cuando en el primer semestre de 2007 el valor de las exportaciones de biodesel apenas alcanzaban los 6 millones de dólares, este año han totalizado 268 millones, según cifras oficiales difundidas por el Indec la semana pasada.

Pero si bien el negocio de la exportación de biodiesel estuvo fuertemente sustentado por el diferencial de retenciones que regían hasta el pasado 10 de marzo, desde la derogación de la Res. 125 los números del negocio podrían verse ajustados.

Hasta marzo había estudios, incluso de la UBA, que remarcaban el carácter artificial del negocio de la exportación de biodiesel que solamente se tornaba rentable por el arancel neto que pagaba por su exportación (2,5%) frente a la exportación de aceite de soja, su principal insumo, con una alícuota del 32%.

Sin embargo, en marzo el derecho de exportación del biodiesel saltó del 5 al 20%, y no ha vuelto a bajar desde entonces, pese a que las retenciones se retrotrajeron al mes de marzo de este año, dejando así un diferencial menor con el aceite.

Temas en esta nota

    Cargando...