FAIM: "El aumento del derecho de exportación a la harina de trigo ahuyentará inversiones de la Argentina"

Así lo afirmó Alberto España, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera, en referencia al aumento aplicado hoy a la alícuota de la harina, que pasó de 10% a 18%. “Los inversores argentinos terminarán invirtiendo en Brasil", aseguró.

Por
28deJuliode2008a las16:41

“El aumento del derecho de exportación a la harina de trigo ahuyentará las inversiones en el sector molinero de la Argentina”. Así lo afirmó hoy a Infocampo Alberto España, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM).

“Los inversores argentinos terminarán invirtiendo en Brasil producto de esta medida”, apuntó España, para luego agregar que “en el país vecino el costo de inversión es hasta un 40% inferior al presente en la Argentina”.

Hoy lunes se publicó en el Boletín Oficial la resolución 189/08 del Ministerio de Economía, que establece un derecho de exportación del 18% sobre las ventas externas de harina de trigo (posición arancelaria 1101.00.10 NCM) y del 5% para mezclas y pastas para la preparación de productos de panadería, pastelería o galletería (posiciones 1901.20.00 y 1901.90.90 NCM).

Hasta el viernes pasado el derecho vigente sobre las ventas externas de harina de trigo era del 10%, mientras que la alícuota sobre el grano de trigo permanece en el 28%.

“Es muy complicado para la industria argentina que sucedan este tipo de cosas; Brasil lo único que quiere es que nosotros exportemos materia prima sin valor agregado”, añadió el presidente de FAIM.

En tanto, según comentó España, en este momento se encuentran ejecutándose tres proyectos molineros argentinos en Brasil a causa de los incentivos que reciben por parte del gobierno de la nación vecina. Sin embargo, el entrevistado prefirió no nombrarlos.

Por su parte, Sérgio Amaral, presidente de Abitrigo, dijo en declaraciones publicadas hoy por el diario brasileño Gazeta Mercantil que “la competencia desleal es evidente. La tasa para importar trigo (desde la Argentina) es del 28% y la de harina de trigo es del 10% (18% a partir de hoy). No queremos limitar el ingreso de harina al mercado (brasileño), sino garantizar la igualdad de condiciones”.

En referencia a dichas declaraciones, España comentó que “Amaral es un lobista profesional y él sabe muy bien que todo lo que dijo es mentira; sus dichos son erróneos, pavadas”.

Temas en esta nota

    Cargando...