Respuesta de la ONCCA a Exportadores

Los exportadores deben apegarse a la Ley y asumir el riesgo de sus prácticas especulativas

28deJuliode2008a las17:55

El Presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Dr. Ricardo Echegaray, respondió las declaraciones de las industrias cerealeras nombradas en las resoluciones 1487 - junio de 2008- y la 1898 del pasado viernes, enviadas por el organismo a la AFIP. En ellas se exige la revisión de las retenciones sobre 24 millones de toneladas de granos y subproductos pagadas por 57 empresas que presentaron operaciones de ventas de granos y subproductos al exterior sin demostrar la tenencia o adquisición de los mismos. El total de toneladas presentadas hasta el 12 de marzo de 2008 fue de 30,7 millones de toneladas.

Al respecto, la ONCCA informa que su papel es revisar las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) por expreso mandato de la Ley 26.351 (Martínez Raymonda) y por el decreto presidencial 764 (mayo de 2008) que instruye al organismo revisar las presentaciones de las cerealeras.

“La ONCCA cumple con la ley. Los exportadores no pueden ir contra sus propios actos. Son las propias declaraciones juradas de las empresas presentadas ante esta oficina las que señalan cuánto grano habían adquirido o se encontraba acopiado por ellas para exportar, es inadmisible alegar equivocaciones”, señaló Echegaray.

Respecto a las versiones de prensa que señalan que estas empresas prepararían recursos legales para evitar el pago que se desprende de la intimación de ONCCA y AFIP, Echegaray señaló que las cerealeras “deben superar la pereza intelectual y no buscar re interpretaciones a una ley. El texto es claro y debe respetarse, tal como se respetan todos los mandatos de los poderes constitucionales.”

La ONCCA informó que las empresas no pueden ir contra sus propias Declaraciones Juradas ya presentadas, “deben tener apego a la ley y a la verdad” expresó Echegaray en clara alusión a que los exportadores aducen que las DJVE presentaban volúmenes menores porque se equivocaron y ahora se rectifican. Entre los descargos de las empresas figuran documentos que pretenden justificar como “contratos a futuro”, de incierta validez jurídica, para acreditar la adquisición. Éstos, contradicen las propias declaraciones que realizaron ante la ONCCA. Otro argumento utilizado es que los cereales estaban sembrados y faltaba cosecharlos. Nada de lo dicho acredita la tenencia efectiva ni la adquisición a los productores de un grano al momento de la suscripción del contrato que tal vez podría no haber existido por causa de otros factores externos a ellas, por ejemplo el climático.

En relación a las bajas de precios de la soja en los últimos días, vale recordar que especialistas del área lo relacionan con factores distintos a las acciones de esta Oficina de Control Comercial: señales internacionales como la proyección de siembra en USA, el clima, y el mismo fin del lock out patronal agrario argentino, aumentarían la oferta de granos a nivel mundial.

Echegaray también asegura que no existió una baja de operaciones en los mercados nacionales de granos como reacción del sector exportador a la intimación de la ONCCA y AFIP. Según las solicitudes de ROE Verde presentadas ante el propio organismo, entre el primero y el veinte de este mes ya se solicitaron operaciones por más de dos millones de toneladas (ver recuadro con detalle por empresa).

Frente a la exigencia gubernamental a las empresas exportadoras del pago de la alícuota que corresponde, Echegaray señaló que “éstas firmas deben asumir el riesgo de la especulación y el fracaso de sus maniobras elusivas. Es de una excesiva voracidad querer trasladar a los productores las obligaciones tributarias que la ley les impuso”.

El presidente de la ONCCA reafirmó que “Hicimos lo que manda la ley. Si antedatadamente las exportadoras presentaron las declaraciones y no pueden acredit

Temas en esta nota

    Cargando...