Cheppi pide tiempo al campo, mientras delinea nuevas retenciones a la soja

El Gobierno trabaja en un nuevo esquema de derechos de exportación. El campo reclama que se lo consulte. No habrá contacto formal hasta que termine La Rural.

Por
29deJuliode2008a las07:16

A pesar de que pretendían una convocatoria urgente del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, para tratar todos sus reclamos pendientes, los dirigentes rurales deberán esperar al menos hasta la semana que viene.

Hay dos factores determinantes en esa decisión. Por un lado el funcionario, a través de algunos allegados les hizo saber a los hombres de campo que necesita tiempo antes de sentarse a la mesa de discusión agropecuaria. En su primera semana de gestión, el flamante funcionario se dedicará a terminar de delinear su equipo de colaboradores –hasta ayer se daba por hecho que el jefe de gabinete de asesores de la Sagpya, Carlos Milicevic, continuará en ese cargo– y a perfilar lo que será un nuevo proyecto de retenciones a la venta externa de granos y oleaginosas.

Por otra parte también gravita la decisión del Gobierno de esperar los discursos de la inauguración formal de la 122º exposición ganadera en La Rural antes de llamar al diálogo. El nivel de dureza que tenga la palabra del presidente de Sociedad Rural (SRA), Luciano Miguens, en su última exposición al frente de la tradicional entidad, definirá el futuro de la relación, aseguraron fuentes oficiales. Y agregaron que “no habrá movimientos” hasta que termine Palermo.

En cuanto al nuevo plan de retenciones, no hubo mayores precisiones oficiales. Se sabe que es un mandato que surgió incluso desde el decreto 1176, del Ministerio de Economía, por el cual se limitó la vigencia de las retenciones móviles y se retornó al esquema con derechos de 35% para la soja.

En los considerandos de ese decreto, se resaltó que el Ejecutivo mantiene “sus convicciones respecto de la necesidad de la adopción de un sistema de derechos de exportación variable o móviles, con miras a la protección del interés de los que menos tienen”.

Se estima que lo que sí habrá es una diferenciación de escalas para el pago de las retenciones para entre pequeños y grandes productores de soja y girasol. También que se buscará una baja considerable para las alícuotas sobre trigo y maíz. No se descarta que Cheppi utilice alguno de los proyectos de ley que tuvieron consenso en el Senado para avanzar en el nuevo esquema.

La dirigencia rural que ayer estuvo por Palermo dijo desconocer la existencia del proyecto de nuevas retenciones, pero se apuraron a solicitar que la iniciativa sea consensuada con la mesa de enlace y, posteriormente tratada por el Congreso.

Además, consideraron que si el Ejecutivo necesita mayores ingresos para financiarse, podría hacerlo eliminando el diferencial de retenciones que existe entre los granos y sus derivados. Calcularon que si no existiera ninguno de esos diferenciales, el Estado recaudaría u$s 600 millones adicionales.

Mientras se aguardan definiciones sobre el nuevo proyecto, la convocatoria de Cheppi, y una eventual salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, del Gobierno, y como la resolución 125 está suspendida, los ruralistas no están dispuestos a resignar sus reclamos ante la Justicia, para que ésta sea la que defina la constitucionalidad o no de las retenciones móviles.

Esa fue la recomendación que les hizo el defensor del Pueblo nacional, Eduardo Mondino, a Miguens y su par de Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, el vice de SRA, Hugo Biolcatti, y otros dirigentes rurales, durante un almuerzo que compartieron ayer en La Rural.

Para hoy está previsto que recorra, desde las 10, la muestra ganadera el dirigente entrerriano Alfredo De Ángeli. Para el mediodía, además, se aguarda al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien almorzaría con los dirigentes.

Por Julieta Camandone y Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...