Vuelve a sentirse el pánico en Wall Street por la suerte de los bancos

La quiebra de dos entidades financieras renovó las preocupaciones entre los inversores en torno al sector financiero de Estados Unidos y aumentó el temor de una desaceleración en la economía.

Por
29deJuliode2008a las07:45

Una fiesta para los amantes del sistema decimal en clave pesimista: ya son 10 los bancos “rescatados” en EE.UU. en los últimos 18 meses. Más atento que nunca, el Dow Jones perdió 2,1% después que papeles ligados al sector financiero tuvieran una caída para el recuerdo: acciones como Merrill Lynch y Lehman Brothers perdieron 11% mientras que el Citigroup retrocedió otro 7%.

Es que casi en secreto, el fin de semana la Corporación Federal de Seguro de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés) tomó el control de dos bancos medianos dedicados al negocio de los préstamos hipotecarios: el First Heritage Bank de Newport, California y el First National Bank de Nevada. Y claro, para que no cunda el pánico, ya los vendió al First National Bank of Scottsdale, Arizona. Se trata de dos entidades que, según trascendió, se encontraban descapitalizadas y que enfrentaban pérdidas crecientes relacionadas con la crisis de hipotecas subprime. Y no era poco dinero: a u$s 3.700 millones ascendían, en conjunto, los activos de las entidades. Estos bancos focalizaban sus préstamos en el mercado inmobiliario de Nevada y Arizona. Si bien la noticia coincidió con el rescate inmobiliario destinado a ayudar a los alicaídos propietarios de casas y a restablecer la confianza en los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac., nada pudo hacer que Wall Street terminara perdiendo fortuna. Incluso ayer se pensaba que el paquete de “ayuda” podría contrarrestar algo del pesimismo en el sector financiero. Pero falló.

Y hasta el Fondo Monetario salió a advertir al mercado que la crisis subprime todavía es un bebé en pañales. “Porsupu” ya nadie se acordó del paquete de ayuda que aprobó el senado estadounidense por u$s 300.000 millones en garantías para ayudar a refinanciar las hipotecas ni de los u$s 3.900 millones para salvar de los remates a los deudores.

Hacia el final de la rueda, Merrill Lynch anunció una sustancial venta de títulos de deuda colateralizada estadounidense, lo que reducirá su exposición en u$s 11.100 millones. También informó que planea emitir nuevas acciones comunes que le reportarán fondos brutos por aproximadamente u$s 8.500 millones. Merrill acordó que el fondo Temasek de Singapur comprará u$s 3.400 millones en acciones comunes durante la oferta pública.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...