El campo arma su propio plan agropecuario

Ayer se analizaron la crisis de la ganadería y la ley de arrendamientos; las entidades sólo irán a reuniones si las invitan juntas.

30deJuliode2008a las07:19

Mientras espera un improbable llamado del Gobierno a retomar la agenda agropecuaria pendiente, y entre cucarda y cucarda que van poniendo a los mejores ejemplares de las razas bovinas en la 122a. Exposición de Palermo, los dirigentes agropecuarios empezaron a consensuar ayer una serie de propuestas para cada uno de sus reclamos, que van más allá de las retenciones.

Las subcomisiones anunciadas hace algunas semanas por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias comenzaron a funcionar ayer. Por separado, y en paralelo a las múltiples actividades desarrolladas por ruralistas de las cuatro entidades en el contexto de la 122a. Exposición de Palermo, se analizaron la crisis de la ganadería y la propuesta de nueva ley de arrendamientos de la Federación Agraria.

En ganadería, las cuatro entidades pedirán que se cumpla con los acuerdos firmados en el pasado con el Gobierno, que en líneas generales contemplan un cupo de exportación mensual de 45.000 toneladas. Actualmente, los números del volumen real exportado se desconocen porque, según algunos especialistas, hay inconsistencias entre las autorizaciones informadas por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y los embarques consignados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Sobre el proyecto de ley de arrendamientos, donde tienen raíz varias de las históricas diferencias entre las entidades, se empezó a trabajar ayer por la tarde y había bastante sorpresa por el nivel de acuerdo entre las cuatro tradicionales gremiales del sector. El otro tema pendiente según las entidades agropecuarias es el de las retenciones, que si bien volvieron a los niveles del 10 de marzo, no conforman a los productores. En ese capítulo, están avanzadas las conversaciones del sector con varios legisladores que se opusieron en el Congreso a la resolución 125 para avanzar en un proyecto de ley que instrumente un nuevo sistema.

Entre los máximos ruralistas también hay acuerdo en no asistir a ninguna reunión, ni nacional ni provincia, de manera individual. "A partir de ahora, o van las cuatro entidades juntas o no va ninguna", dijo el director de Federación Agraria Argentina (FAA) Guillermo Giannassi. La FAA, la más combativa de las entidades agropecuarias, decidió no asistir anteayer a un encuentro con la ministra de Asuntos Agrarios y Producción de Buenos Aires, Débora Giorgi. Las otras tres enviaron a esos encuentros a dirigentes de terceras o cuartas líneas. Ahora, una serie de reuniones por separado que se estarían gestando en la provincia del Chaco, a instancias del gobernador Jorge Capitanich, no tendrían respuesta del campo.

Si los tiempos se extienden y no hay ningún tipo de contacto con el Gobierno, el campo volvería a protestar. "Los ganaderos, que la están pasando muy mal por el control de precios y las exportaciones pisadas, ya estuvieron en la ruta con sojeros. Ahora son los sojeros los que van a estar por el reclamo ganadero", dijo anoche, en el centro de la pista central de Palermo, en la jura de la raza Brangus, un dirigente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Un rato antes, a unos pocos metros, un colega suyo de la Sociedad Rural, con cara larga y suspirando, había coincidido: "Parece que el Gobierno no tiene voluntad de superar el conflicto y así no podemos seguir", dijo.

Pero la estrella de ayer en el predio palermitano fue el ruralista entrerriano Alfredo De Angeli, que además confirmó que el sábado asistirá al tradicional acto inaugural. "Es muy importante estar ahí por la unidad del sector", dijo el ruralista, que estuvo en el predio hasta minutos antes de ir al Senado para ver al vicepresidente, Julio Cobos.

Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural, se resistió a adelantar el con

Temas en esta nota

    Cargando...