Scioli ofreció a Massa armarle una mesa para mediar con el campo

La reunión se concretaría en el ministerio bonaerense de Producción, con las cuatro entidades. Massa prometió que irá el Cheppi, el secretario de Agricultura.

30deJuliode2008a las07:25

La pelea abierta se acalló, pero las negociaciones con los dirigentes del agro sigue pendiente para el Gobierno. Sin embargo, el gobernador Daniel Scioli dio el punta pié inicial y creó una suerte de mesa agropecuaria, con la que abrió un canal de diálogo con el sector tras la dura derrota que sufrió el oficialismo en el Congreso, donde se derribaron las retenciones móviles.

El tema estuvo en la conversación entre Scioli y el flamante jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien inició, así, una apretada agenda de reuniones con gobernadores, con el objetivo de contener a la tropa peronista y retomar la senda del diálogo con la oposición.

El operativo para mostrar un Gobierno activo y con cambios de actitud esta en marcha. En la primer visita, Scioli sorprendió al funcionario nacional con su iniciativa: impulsar una mesa de negociación con el campo, cosa que aún no se vio desde el poder central. Ese espacio creado por el mandatario bonaerense está capitaneado por la ministra de Producción y Asuntos Agrarios de la provincia, Deborah Giorgi. La funcionaria mantuvo charlas con integrantes de la Sociedad Rural, Carbap y Coninagro, por separado. Aún no se concreto el encuentro con Federación Agraria, aunque fuentes de la gobernación bonaerense aseguraron que se concretará en los próximos días. Hasta acá la movida de Scioli parecería estar en consonancia con la estrategia que, según fuentes oficiales, está pensando el nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, de sentarse a negociar con cada entidad por separado. Sin embargo, Scioli y Giorgi se volverán a ver las caras con los dirigentes del campo dentro de aproximadamente un mes, y estarán todos en la misma sala. Lo llamativo fue que Massa se comprometió a ser el articulador para que de ese encuentro forme parte Cheppi.

El jefe de Gabinete bonaerense, Adrián Pérez, admitió ayer la movida, y contó que “tiene que ver con la política provincial, con proyectos de ley de desarrollo rural y de feedlock que van a ser enviados en estos días al Congreso provincial”.

La idea de Scioli fue bien recibida por las entidades. Desde Carbap creen que esta iniciativa puede incidir para que el reclamo del campo llegue hasta la Secretaría de Agricultura. Jorge Srodek, secretario de Carbap, le dijo a El Cronista: “Desde que arrancó el conflicto siempre nos preguntamos por qué Scioli no tomó partido si su par de Córdoba, que pertenece al mismo partido político lo ha hecho. Otra sería la historia con los gobernadores defendiendo los intereses de sus respectivas provincias”.

El rearmado peronista

El primero en la agenda de Massa fue Scioli, dos viejos conocidos. Ellos admiten que son “amigos personales”. La relación se notó en la charla, que fue “muy distendida”, contó una fuente oficial. Además del campo se repasaron temas de la agenda común entre Nación y Provincia, como obras públicas, transportes, seguridad y puertos. Para ello se repasaron los detalles de los montos de las obras pendientes, y el renovado compromiso de Massa de oficiar de articulador con las provincias. Por unos minutos, y como buenos peronistas bonaerenses, también comentaron el escenario político y las elecciones internas del partido que se postergarán para abril. 

El  nuevo jefe de Gabinete se muestra activo, y con ánimos de oxigenar la gestión. El arranque con Scioli fue ameno, pero parece que en los próximos días no será igual, ya que pasarán por su despacho Mario Das Neves (Chubut), cada vez más alejado del kirchnerismo, y los opositores, Hermes Binner y Fabiana Ríos. Los colaboradores de Massa intentan cerrar, además, reuniones con Mauricio Macri y Juan Schiaretti. Resta por ver si el objetivo del

Temas en esta nota

    Cargando...