Las entidades no negociarán por separado con el Gobierno

Evitarán la confrontación pero decidieron encarar el diálogo juntas. Hasta ahora no las llamaron.

Por
30deJuliode2008a las07:31

Entre la entrega de cucardas y la recepción de los visitantes ilustres que llegan a la Exposición Rural, Luciano Miguens, el titular de la Sociedad Rural, se está haciendo tiempo para estudiar cada palabra de su último discurso, definitivamente el más relevante de los que dio hasta ahora en Palermo. Ya concilió con sus pares de la Mesa de Enlace el tono que utilizará el sábado: no habrá "revanchismo" hacia el Gobierno. Pero sí un pedido concreto para que el Ejecutivo abandone sus modos actuales y convoque al campo a una "sincera" mesa de diálogo.

El mensaje que hará público el único orador de la inauguración oficial de la Rural --que otra vez no contará con funcionarios--, tenderá a reforzar la estrategia de las cuatro entidades del agro tras el fracaso oficial para imponer en el Congreso las retenciones móviles. Esto es: mostrar el vigor que luce la Comisión de Enlace que integra su entidad junto a CRA, Federación Agraria y Coninagro, pero a la vez mostrar vocación negociadora con el Ejecutivo. Esta idea toma fuerza luego de que el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, señalara que va a recibir a las entidades, pero de a una. como parte de la estrategia oficial de dividir el frente agrario.

Las señales han sido varias: el faltazo de organismos y funcionarios a esta exposición; que no se haya invitado a las entidades a la asunción del nuevo secretario de Agricultura y que Cheppi haya hecho trascender que dialogará con los ruralistas "por separado". A eso se añade la indefinición sobre el futuro del secretario Guillermo Moreno. Para los dirigentes, la cadena de sucesos parece no anunciar nada bueno.

Frente a esto, las cuatro entidades decidieron ayer cerrar filas. Las forzó el papelón que protagonizaron sus dirigentes de la Provincia de Buenos Aires, que mantuvieron reuniones por separado con la ministra de la Producción de Daniel Scioli, Débora Giorgi. El lunes fueron los de CARBAP y Sociedad Rural, y ayer era el turno de los de Coninagro y Federación Agraria. Los primeros fueron, los segundos no. En el interín, la cúpula rural decidió que ya no habría reuniones individuales con funcionarios.

"Las cuatro entidades tenemos objetivos comunes y estamos buscando soluciones sectoriales para el país en su conjunto", dijo Miguens en un Palermo atestado de gente y de muestras de solidaridad con los reclamos el sector. También ratificó que la Comisión de Enlace quiere reunirse con Cheppi en los próximos días. Lo harán juntos o no lo harán.

La necesidad de hacer pública esa aclaración mereció ayer una convocatoria a conferencia de prensa que después se suspendió. Juzgaron que ese mensaje tendría mayor contundencia el sábado, en la inauguración de la muestra. Allí Miguens también recordará todos los calificativos que el Gobierno echó sobre los dirigentes rurales a lo largo del conflicto, en especial el de "golpistas".

Pondrá énfasis en marcar que el pico de tensión pasó y que no corrió ningún peligro la gobernabilidad en el país. También dirá que el campo seguirá con sus reclamos, pero dentro del marco de las instituciones.

"Estamos pasando por momentos demasiado complicados como para seguir esperando sin que nadie se contacte con nosotros", avaló Pablo Orsolini, vicepresidente de Federación Agraria, que reclamó medidas urgentes para la ganadería y la lechería. Recordó que ya pasaron más de diez días desde aquella votación histórica en el Senado, y que a las entidades no llegaron nada más que trascendidos. No hubo un solo cruce telefónico con Cheppi, juran los dirigentes.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...