Después del mal trago, Wall Street se desquitó con un rebote de casi 2,5%

Todo ayudó. El anuncio de saneamiento de Merrill, balances mejores de lo esperado, un dato de confianza de los consumidores que sorprendió y el crudo, que sigue cayendo.

30deJuliode2008a las07:43

Mientras que dos menos dos siga dando cero, el mercado no tendrá mucho de qué alegrarse. Si bien Wall Street rebotó con fuerza ayer, anotando subas que orillaron el 2,50%, lo cierto es que tan sólo recuperó lo perdido el día anterior. A la hora de las explicaciones, la continua merma en el precio del petróleo, un sorpresivo indicador que mostró la recuperación de la confianza de los consumidores y el repunte de los papeles bancarios, fueron las más nombradas. Así y todo, esto no indica una tendencia definida: el crudo ajustó más de 15% desde su máximo previo (el 3 de julio pasado) pero el mercado siguió deteriorándose o a lo sumo (como el Dow Jones) subió menos del 1% en ese período; y las compañías financieras –a pesar de que más de la mitad presentó mejores números a los esperados en sus balances– aún están casi a 80% de sus precios máximos. A todo esto, los índices bursátiles de EE.UU. presentan una para nada decorosa caída del 15% en lo que va del año.

El resultado de ayer, de todas formas, dejó algunos grandes ganadores. Dentro del universo corporativo se conoció que US Steel mostró ganancias que superaron en un 45% a las pronosticadas por Wall Street, lo que produjo que la acción subiera 14%. Tremenda performance, sin el driver de tener números que descolocaron positivamente a los inversores, se vieron en los papeles financieros: la capitalización (y depuración de los activos más problemáticos) de Merrill Lynch hizo que entidades como Wachovia o Bank of America volaran casi 15%, mientras que se vieron subas no menos interesantes en JPMorgan, Wells Fargo y Washington Mutual del entre el 12% y el 8%. Al parecer, todo se dio ayer para que la plaza americana rebotara con fuerza, pero son pocos lo que apostarían su dinero a un cambio de tendencia. De hecho, parte de los pronunciados movimientos (a la baja o a la suba) responden a las operaciones especulativas en corto que se hacen en la plaza americana, exacerbando el ya de por sí comportamiento volátil.

El rebote de la plaza americana no contagió los ánimos de los inversores locales. Aún esperando (deseando, mejor dicho) que el cambio de Gabinete se extienda al cuestionado Guillermo Moreno, el mercado se mantuvo a flote pero no mucho más. El Merval pudo subir 0,20% con un volumen operado algo mejor que el día anterior: se hicieron $ 97 millones en papeles domésticos, el mejor volumen de las últimas cinco ruedas. Claro, como siempre, el monto operado esconde algunas particularidades: del total, $ 50 millones lo hizo Tenaris mientras que Telecom también acaparó cerca de $ 20 millones. En renta fija, la tónica fue similar a la de las últimas ruedas cuando se empezó a pinchar (o por lo menos decayó) la expectativa de renuncia de Moreno. Poco volumen (mejor que ayer pero aún flojo) y precios sin demasiado vuelo: en el Mercado Abierto Electrónico, el Discount en pesos ganó 0,63% y el Bogar 2018 trepó 1,12%. Mientras que sigan los rumores acerca de la permanencia de Moreno, o se hable de un hipotético refresh en el INDEC el mercado tendrá algo con qué entusiasmarse.

El dólar se revalorizó ayer ante el euro (a un precio máximo en el último mes) y el yen después de percibirse signos de mejoría en la confianza de los consumidores de EE.UU. respecto de la economía. Por un euro se llegaron a pagar u$s 1,5587, frente a los u$s 1,5743 del día anterior. Respecto de la moneda japonesa, el dólar se cambiaba a 108,13 yenes, frente a los 107,47 yenes de la sesión anterior. Los analistas dijeron que el repunte del billete verde responde al aumento de la confianza del consumidor, lo que mostraría que el nivel de actividad no está tan dañado como se pensaba.

El petróleo c

Temas en esta nota

    Cargando...