Abren parcialmente la exportación de trigo

La Oncca liberó las ventas de 900.000 toneladas; gesto para Brasil, a días de la llegada del presidente Lula.

31deJuliode2008a las07:19

El Gobierno decidió reabrir parcialmente la exportación de trigo por un volumen de hasta 900.000 toneladas. Los embarques del cereal están restringidos desde noviembre de 2007, cuando se cerraron los registros de exportación, en ese entonces en manos de la Secretaría de Agricultura.

El nuevo responsable de autorizar ayer las exportaciones agropecuarias fue el presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Ricardo Echegaray, que confirmó la liberación de ese volumen, que podría ir casi íntegramente a Brasil, el principal mercado de destino del cereal argentino. La comercialización transparente del trigo es un viejo reclamo del sector agropecuario, que desde hace por lo menos tres campañas viene denunciando la intervención del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en la fijación de precios máximos.

Moreno fue el más activo impulsor del cierre permanente de las exportaciones del cereal. En los últimos meses sólo se habían reabierto parcialmente por 100.000 t en abril (en el contexto de la negociación con el agro) y un millón de toneladas en mayo (la mitad de ese volumen tenía como destino obligatorio el mercado brasileño).

Los productores agropecuarios se quejan de que, ante la imposibilidad de exportar, el mercado local de trigo no refleja el valor que se paga en el exterior por esa mercadería. Los mercados nacionales mostraron ayer un renovado interés de los exportadores en el producto. Aun así, sólo se pagó entre $ 500 y 580 la tonelada, muy lejos de los valores que, según la Secretaría de Agricultura, están en condiciones de pagar los exportadores y que ayer fue de 656 (precio que se conoce como FAS). En las tres últimas campañas, las entidades agropecuarios acusan al Gobierno de beneficiar a los exportadores al deprimir los precios del grano por la limitación de las ventas externas.

Encaje productivo
Las exportaciones de trigo, como las de los demás granos y las de la carne vacuna, se rigen según el criterio de "encaje productivo", ideado por Echegaray: sólo se liberan los embarques si productores, acopiadores o exportadores aseguran un stock de mercadería para el mercado interno.

Los molinos, puertos y acopios informan a la Oncca sus existencias de trigo de la cosecha 2007-2008, lo que al 30 de junio arrojó un stock de 4.217.731 toneladas. Según los datos del mismo organismo, el mercado interno requerirá 3.089.471 toneladas en el segundo semestre, con lo que queda un remanente exportable de 1.128.260, sobre las que la Oncca reserva 20% como "stock de seguridad". De allí surge un remanente exportable de 902.608.

A diferencia del millón de toneladas liberadas en mayo, la mitad de las cuales debían exportarse obligatoriamente a Brasil, esta vez el volumen autorizado no tiene destino específico. "Si se cumplen las reglas y se asegura el abastecimiento interno, se autorizan las exportaciones tal como está previsto", dijo Echegaray a LA NACION.

La Oncca extenderá la aplicación del "encaje productivo" -trasladó a los alimentos el concepto del encaje bancario- a los embarques de harina y de arroz. Eso ocurrirá cuando el organismo, que también distribuye subsidios a la industria alimentaria y regula el reparto de la cuota Hilton (carne de alta calidad destina a la Unión Europea), logre determinar las necesidades de abastecimiento interno de ambos productos.

Esta reapertura, tanto como la suba de las retenciones a la exportación de harina, que esta semana pasaron del 10 al 18%, parecen señales positivas hacia Brasil, el principal cliente del trigo argentino. Más aún si se tiene en cuenta que a última hora del domingo próximo llegará a Buenos Aires el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, para reunirse con su par Cristina Kirchner. La

Temas en esta nota

    Cargando...