Poco impacto: el blanqueo de capitales no entusiasma a nadie en el mercado

Para que haya un ingreso de dólares, se necesitaría más certidumbre y cambios profundos en la política macroeconómica. Los bonos cayeron por el respaldo a Moreno.

Por
31deJuliode2008a las07:35

Escepticismo, tal vez. Lo cierto es que pocos se entusiasmaron con la decisión del Gobierno de levantar temporariamente las restricciones para el ingreso de capitales de residentes. Si bien la medida solía figurar entre los reclamos de los inversores, la sensación generalizada es que en el contexto actual no traerá demasiados cambios para los mercados de dólar y de bonos.

Nadie espera, al menos, que en los próximos días la falta de barreras cambiarias genere un aluvión de divisas, ya que para tomar la decisión de repatriar su capital, los inversores requieren que desde el Gobierno se garantice un escenario de mayor certidumbre económica en el mediano plazo. En tal sentido, explican, no basta con cambiar alguna figura del gabinete, sino que son necesarios cambios profundos de política económica. A la cabeza de los reclamos figuran un alejamiento del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y un sinceramiento de la inflación.

Pero el hecho de que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, saliera el martes en defensa de Moreno esfumó las esperanzas de los más crédulos. No por nada los títulos en pesos cerraron ayer con fuertes bajas. El Descuento descendió 0,95%, mientras que el Par en la misma moneda se desplomó 2,11%. También influyó la noticia de que el FMI podría poner a la Argentina en la lista de países con índices no confiables, lo que habilitaría a los inversores internacionales a inicar juicios al país. La excepción fueron los bonos de mediano plazo, que estuvieron impulsados por las compras de las AFJP, que volcaron parte del dinero que están trayendo de Brasil en títulos como el PRO 12 (+1,55%), el Boden 14 (+1,06%) y el Bogar 2018 (+0,62%).

“Más allá de que la decisión de levantar el encaje para el ingreso de capitales es positiva, no impactó. No veo que vayan a ingresar fondos genuinos si no hacen algo desde el Gobierno para recrear la confianza que se perdió en todo este tiempo”, apuntó el operador de un banco nacional. Desde un banco extranjero, presentaron una visión similar: “En bonos ayudó que hubo un gran flujo de AFJP locales. Pero más allá de la medida (para la repatriación de capitales), en el precio de los bonos lo que juega en el fondo es la capacidad de pago del Gobierno”, reconocieron en un banco extranjero. “Y en eso no ayudan los subsidios, ni la suba de jubilaciones ni el parate en la actividad económica ni la falta de acceso del Gobierno a fuentes de financiamiento externas más allá de Venezuela”, agregó.

En el mercado no faltan, además, las versiones maliciosas, que aseguran que la suspensión de las restricciones para el ingreso de divisas respondería más bien a los intereses de algún grupo en particular, por lo que difícilmente generaría un “efecto manada” entre los inversores. En contrapartida, los seguidores del dólar tienen las expectativas puestas en el demorado ingreso de las divisas del agro, movimiento que creen más probable. Porque hasta ahora tampoco se evidenció en el mercado cambiario una liquidación masiva de divisas, como suele suceder todos los años entre mayo y julio, período en el que el campo recibe los dólares de la cosecha gruesa.

Por Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...