Granos: reclamo exportador por el freno a los embarques

Dicen que la resolución 543 de la Oncca paralizó las ventas.

01deAgostode2008a las07:10

Las exportaciones de granos y subproductos (principalmente, harina y aceite de soja) sufrieron un fuerte freno en los últimos días, situación que exportadores y corredores del mercado atribuyen a la resolución 543 de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que estableció nuevos requisitos para poder concretar los embarques. De hecho, aún no se produjo el aluvión de ventas -y de ingreso de divisas- pronosticado tras el final del conflicto por las retenciones, y los mercados de cereales muestran un muy escaso nivel de actividad y precios que no reflejan los valores internacionales de los commodities agrícolas.

Ante esta situación, el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) le reclamaron ayer a Ricardo Echegaray, presidente de Oncca, cambios en la normativa. Hasta ahora, para poder embarcar la mercadería los exportadores debían anotar previamente la operación en un registro de declaraciones juradas de ventas al exterior.

Con la resolución 543, firmada por Echegaray el 28 de mayo pasado, se introdujo el criterio de "encaje productivo" -que obliga a asegurar un stock de seguridad para abastecer el mercado interno antes de autorizarse cualquier embarque- y se creó el ROE Verde, un permiso de exportación que la Oncca puede no otorgar.

Un corredor de granos de la Bolsa de Comercio de Rosario explicó la situación que vive la exportación y explica el parate de los negocios en las plazas granarias. "Los exportadores tienen que tener comprada la mercadería para poder pedir el ROE Verde y asegurar un determinado volumen de mercadería para el mercado interno; también tienen que dar detalles del contrato de venta, que la Oncca puede rechazar. Entonces, si vende y al día siguiente el organismo dice que no se puede embarcar el grano porque se rechaza la declaración jurada, el exportador tiene que llamar a su cliente del exterior -con el que ya había cerrado la operación- para anular el acuerdo. Si en ese lapso los precios subieron, el importador puede reclamar un resarcimiento económico", dijo la fuente.

El corredor agregó: "Además, hay complicaciones con los fletes porque mientras en el comercio exterior los períodos habituales de carga son de 30 días, con una prórroga por otros 30, y en el mercado local, por la resolución de la Oncca son 45 días que empiezan a correr desde el momento en que se pide el ROE Verde. Un barco que viene de China puede tardar 35 días en llegar, si en el camino hay algún inconveniente y el exportador no puede cumplir con el plazo, la Oncca le cobra una multa del 15% del valor declarado bajo juramento".

Una fuente de las firmas exportadoras dijo que "entre las empresas hay más preocupación por las consecuencias de la resolución 543 que por los 1700 millones de dólares que le reclama la Oncca por supuestas retenciones mal liquidadas en el pasado". Oficialmente, en la Oncca prefirieron no hacer comentarios sobre la renunión. Tampoco respondieron las llamadas de LA NACION las autoridades de Ciara-CEC, dos entidades que funcionan como una sola.

Según datos privados, en junio -cuando las rutas ya se habían liberdado y el sector agropecuario había levantado la protesta-, la molienda de soja cayó un 40% respecto del mismo período del año anterior. "Hay una caída fuerte de la molienda y de las exportaciones. La actividad comercial cayó mucho a pesar de la derogación de la resolución 125", dijo Ricardo Baccarín, vicepresidente de la corredora de granos Panagrícola.

Como argumentan graves dificultades para embarcar los granos, los exportadores no compran mercadería como lo hacían hasta ahora y si lo hacen ofrecen a los productores agropecuarios menores precios. Por eso, los agricultores se quejan de que los exportadores no les pagan los valore

Temas en esta nota

    Cargando...