Las retenciones continúan en la agenda

La comisión de enlace rechazará cualquier iniciativa "unilateral" del Gobierno.

01deAgostode2008a las07:15

La dirigencia del campo rechaza cualquier determinación del Gobierno nacional de modificar el actual esquema de retenciones que, según se conoció ayer, incluiría una suba de cinco puntos en la alícuota de la soja y una reducción para el trigo y el maíz.

Esta variante está siendo evaluada por el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, con lo cual el Gobierno recuperaría la iniciativa luego del fracaso de las retenciones móviles en el Congreso, informó ayer el diario Clarín.

Si prospera el plan de Cheppi, las retenciones a la soja pasarían del 35 al 40 por ciento, las del girasol permanecerían en torno del actual 32 por ciento y las de trigo y maíz se achicarían unos cinco puntos, al 23 y 20 por ciento, respectivamente.

"No tenemos ninguna información concreta. Puede ser que el Ejecutivo esté tratando de instalar el tema a través de los medios. Si se llegara a producir el anuncio volverá a tener a los productores en la ruta. No creemos que vayan a tomar una decisión unilateral", coincidieron representantes de las cuatro entidades que ayer recorrían los pabellones en la Rural de Palermo.

Las cúpulas de la Federación Agraria Argentina, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) acompañarán mañana a la Sociedad Rural Argentina en el acto inaugural de la exposición y marcan la cancha en la que negociarán con el Gobierno. "La experiencia reciente marca que el Gobierno no podrá tomar decisiones unilaterales en materia impositiva sin dialogar con los productores. Cualquier cambio tendrá que pasar por el Congreso", advierte la dirigencia.

En el seno de algunas entidades se baraja la posibilidad de suscribir ante el Congreso algunos de los proyectos sobre retenciones presentados por legisladores oficialistas disidentes. "Se pondría encolumnar no sólo a la oposición sino también a aquellos diputados y senadores oficialistas que mostraron sus diferencias con el Gobierno", aseguran. El proyecto presentado por el senador Carlos Reutemann sería un punto de partida sobre el que el campo estaría dispuesto a dialogar.

La FAA y Coninagro lo ven con buenos ojos. La iniciativa del senador santafesino prevé un esquema de retenciones variable en función de la escala de los productores y con movilidad hasta un tope de 40 por ciento, cuando el valor de la soja llegue a los 800 dólares.

Lavagna. Ayer visitó la muestra el ex-ministro de Economía de Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, quien recorrió el predio y compartió un almuerzo con directivos de la Sociedad Rural Argentina (SRA), para dialogar luego con ganaderos y colocar algunas cucardas a los reproductores premiados.

El ex funcionario no se privó de decir que en el país "hay fragilidad política", así como que el Congreso "tiene obligación y responsabilidad de trabajar para fortalecer la situación actual".

En su paseo, Lavagna se limitó a sonreír cuando, al hablar de la crisis que soporta la ganadería nacional, algunos cronistas memoriosos le recordaron que en su gestión se incrementaron sustancialmente las retenciones a la exportación de carnes y de lácteos.

"En aquel momento eran necesarias y las alícuotas moderadas", explicó escuetamente, aunque deslindó responsabilidades acerca de por qué se mantienen: "Ya no es un tema de mi incumbencia, pues faltan políticas sectoriales y ya no estoy en la gestión pública", resumió.

La muestra ganadera recibió visitas especiales a la hora de colocar cucardas a una raza bovina productora de carne por excelencia, con presencia mundial, que se premió en la Rural, cuando se consagró al mejor ejemplar hembra y al gran campeón macho de Polled Hereford.

Estos animales, cuyo desarrollo se ha difundido ampliamente en el país en la última década, es la segunda mejor productora de carne en Argentina, se la co

Temas en esta nota

    Cargando...