El trigo se mueve, aunque para liberar espacio en los acopios - Por Flavia Rossi (*)

En sintonía con la nueva reglamentación, esta semana la Oncca abrió una nueva cuota de exportación de trigo. Las compras del sector permitirían responder al remanente exportable sin tener que originar más mercadería.

01deAgostode2008a las07:16

Durante los últimos días hubo varias noticias provenientes de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) que hicieron mover al mercado de granos. Es comprensible, ya que "asegurar el abastecimiento interno y autorizar exportaciones confiables" son los objetivos de este organismo desde que se hizo cargo de los registros de exportación en mayo pasado, convirtiéndose en una parte central de las políticas del Estado.

En ese contexto se emitió la Resolución 543/08, que establece los nuevos requisitos para exportar productos agrícolas. Conviene recordar que para acceder al denominado ROE Verde (término utilizado para referirse a las declaraciones juradas de ventas al exterior), el exportador deberá acreditar la adquisición o tenencia del producto y tener remanente exportable.

Entonces, sólo se podrá exportar si las existencias físicas de granos y subproductos superan las necesidades de abastecimiento interno. Para esto, la Oncca informará periódicamente los stocks y determinará el encaje productivo exportador, que será el stock de existencia mínimo que asegurará la provisión del consumo doméstico.

Será la propia Oncca quien calcule mensualmente el remanente exportable, previendo descontar 20 por ciento por eventuales contingencias. Por el momento, estos conceptos rigen sólo para trigo y sus derivados, aunque se espera que se incorporen nuevos productos cuanto se determinen las necesidades internas.

El ROE Verde se inauguró a mediados de junio con la cuota de 1.009.615 de toneladas de trigo, un sistema pre establecido de destinos (500 mil toneladas para Brasil y el resto repartido entre Bolivia, Venezuela, Ecuador, Cuba y otros no especificados) y un trazado flotante que priorizaría a los exportadores de menor participación en el mercado.

La semana pasada se difundieron las estimaciones oficiales de stocks de granos del primer semestre, informando que quedaban 4,5 millones de toneladas de trigo en los acopios y molinos. Debido a que en el mismo reporte se estimó que las necesidades de abastecimiento interno del segundo semestre son de poco más de tres millones de toneladas, se esperaba alguna revisión en el remanente exportable.

Pero en virtud de que el millón de toneladas autorizado previamente a fines de julio no se había terminado de otorgar, la Oncca flexibilizó el sistema omitiendo la determinación de destino final para lograr mayor agilidad. Así fue que ayer se fijó el remanente exportable en 902.608 toneladas, incluyendo en esa cifra las 340 mil toneladas que quedaban pendientes.

Posiciones. El sector exportador lleva comprometidas 7,8 millones de toneladas de trigo de la campaña 2007/08 con sus clientes de otros países, a lo que se debe sumar el saldo de 900 mil toneladas.

Hace meses que no hay compradores en el mercado FOB y los precios internacionales están absorbiendo la presión por el ingreso de una cosecha mucho mayor a la del año pasado. Es por eso que la reactivación de ventas FOB favorecerá al mercado disponible.

Se embarcó menos de 90 por ciento de los compromisos y el plazo para oficializar el destino de exportación se redujo a sólo 45 días. Los tiempos deberán ser organizados muy bien, ya que la sanción por incumplimiento o anulación de operaciones puede llegar hasta 15 por ciento del valor FOB de la parte incumplida de la venta declarada y la semana pasada se dio por finalizado el cese de fuerza mayor que perdonaba las demoras de los embarques.

Como el sector tiene compradas casi un millón de toneladas más que sus compromisos efectivos y potenciales, será limitada la necesidad de originación,

Temas en esta nota

    Cargando...