Recomiendan mantener en dólares el pago del Boden 2012

Cobrar y volver a posicionarse en el mismo título o a lo sumo dejar una parte en cash es lo que sugieren en la city. Mantenerse en dólares a toda costa parece ser la clave.

Por
01deAgostode2008a las07:38

El momento no es precisamente el ideal para desempolvar estrategias agresivas de inversión. El escenario, afuera y acá, parece ser propicio para los conservadores. En ese marco, a partir del lunes próximo los inversores deberán tomar una decisión: qué hacer con el pago del Boden 2012. Este título abona u$s 2.179 millones en concepto de amortización y u$s 167 millones en concepto de renta (dando un total de u$s 2.346 millones). Esos fondos tendrán –según los analistas de la city– una dirección casi cantada: mantenerse dolarizados, ya sea reinvirtiendo en el mismo bono o quedándose líquido en cierto porcentaje. No mucho más: el escenario actual sumado al perfil de los tenedores de Boden 2012 no avizora otro desenlace.

De hecho, según Paula Premrou, directora de research de Portfolio Personal, la dinámica será muy parecida a lo sucedido el año pasado. Los inversores, entonces, harán algo así como un revival. “Son (los tenedores de este título) conservadores, con lo cual creo que se mantendrán en activos locales y liquidez”. Premrou dice que si quisieran una alternativa más arriesgada, podrían utilizar esos fondos para entrar en los títulos en pesos, pero –de vuelta– no dan con su perfil. Más aún, esta opción (que vale aclarar tiene rendimientos más altos que los bonos en dólares) posee una gran contra: la expectativa de que el dólar (por lo menos en la Argentina) se aprecie. Ergo, el tipo de cambio cercano a $ 3 por dólar no estaría mucho tiempo más en el imaginario popular. Por el contrario, las consultoras privadas vaticinan un tipo de cambio en torno a $ 3,20 para fin de año.

Para Noelia Lucini, analista de renta fija en Capital Markets Argentina, la lógica sería que los inversores reinviertan en el mismo bono, si bien tendrían otra alternativa como posicionarse en Boden 13 que tiene el mismo nivel de riesgo, rinde un poco más (14% versus 12% del Boden 12) aunque tiene menos liquidez (siempre un factor determinante a la hora de decidir una inversión). Más allá de eso, nada. Los fideicomisos en dólares se pagan en “argendólares” (a cierto tipo de cambio), y otra opción como bucear en alguna Obligación Negociable (ON) tampoco sería lo óptimo ya que para encontrar rendimientos como los de éstos títulos, habría que asumir riesgos sensiblemente mayores y a plazos más largos.

La última consideración corre por cuenta de Julio Bruni, director de Arpenta Sociedad de Bolsa: “Estamos recomendando reinvertir los fondos en el Boden 12. El cálculo que tiene que hacer es que recapitalizando lo que cobra se logra un rendimiento del 11%-12%”. La segunda alternativa, en caso de que el inversor no quiera quedarse en ese bono, surgen a partir del Bonar V (rinde 12,6% anual) y el Bonar VII (TIR de 14,15%). Ambos son bullet, o sea pagan al vencimiento que es en 2011 y 2013 respectivamente. ¿Todo bonos y nada en cash? “Estos rendimientos de los títulos son atractivos y la Argentina bajo una administración racional puede cumplir con sus pagos”, justifica Bruni.

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...