El maíz ocupa hasta el 16% de la superficie total que siembran en el NOA

El grano aporta a la sustentabilidad económica y ecológica de la producción.

Por
01deAgostode2008a las16:48

Considerando la superficie destinada al cultivo de granos por los grupos CREA, el maíz ocupa el tercer lugar, luego de la soja y del trigo. En las últimas cuatro campañas agrícolas, los grupos CREA-NOA destinaron entre el 11% y 16% de la superficie de los cultivos de verano al maíz. El maíz adquiere importancia por sus aportes a la sustentabilidad ecológica y económica del sistema productivo, sostuvo para LA GACETA Rural, el ingeniero Daniel Frascarolo Coordinador de la región NOA. Analizando la relación entre cultivos antecesores (trigo, soja o maíz) y el rendimiento de soja, para las últimas cinco campañas agrícolas el maíz es el mejor antecesor.

Durante la campaña 2006/07, los grupos CREA sembraron unas 40.000 has y el rendimiento promedio estuvo en 6.500 kg/ha. En la presente campaña se sembraron 44.000 has que actualmente se están cosechando. Por los resultados que se presentan, hasta la fecha, los rendimientos promedios serán superiores a los del año anterior.

Existe en el NOA una gran diversidad de situaciones relacionadas  a factores que influyen en la producción, como precipitación, temperatura y tipos de suelos. El cultivo adquiere mayor participación porcentual en superficie hacia las zonas de menores precipitaciones anuales, mientras que en las zonas más húmedas su participación está limitada por la predominancia de sucesiones de cultivos soja/trigo/soja. El período de siembra se extiende desde fines de noviembre hasta mediados de enero, con densidades de entre las 40.000 y las 65.000 plantas/ha. Rendimientos altos están asociados con fechas de siembra en la segunda quincena de diciembre, con densidades de entre las 45.000 y las 55.000 plantas/ha.

En las zonas de mayores precipitaciones estos resultados se mantienen, con siembras más tempranas y mayores densidades. En las zonas más secas se logran buenos resultados con siembras de enero y menores densidades. La mayor parte de los híbridos utilizados son tropicales (98%). Los híbridos con tolerancia Bt ocupan la mayor parte de la superficie. Con el uso de esta tecnología los problemas de plagas quedan restringidos a ataques puntuales de tucuras, grillos, chinches y plagas ocasionales.

Temas en esta nota

    Cargando...