El Gobierno empieza a gravar la renta financiera

Deberán pagar Ganancias los fideicomisos, muy usados por cadenas de electrodomésticos.

02deAgostode2008a las06:33

La renta financiera dejó de ser intocable. Finalmente, el gobierno de Cristina Kirchner resolvió eliminar la exención del impuesto a las ganancias que regía para los fideicomisos financieros y para algunos fondos comunes de inversión (los llamados FCI cerrados), una medida que tendrá un impacto directo sobre la venta en cuotas de las grandes cadenas de electrodomésticos.

El decreto 1207/08, publicado ayer en el Boletín Oficial, mantiene el tratamiento fiscal diferencial únicamente para los fideicomisos "que se encuentren vinculados con la realización de obras de infraestructura afectadas a la prestación de servicios públicos".

En los considerandos de la medida firmada por la Presidenta, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro de Economía, Carlos Fernández, se afirma que la resolución se tomó "a fin de evitar distorsiones económicas y financieras que afecten los recursos necesarios para el financiamiento de las erogaciones públicas y lograr un mayor equilibrio fiscal en la redistribución de la carga tributaria".

Algunos economistas encolumnan este decreto en una serie de medidas que viene tomando el Gobierno para mejorar el frente fiscal, ya sea vía recaudación, como en este caso, o por el lado del ahorro, como ocurre con los subsidios que se evitarán por la suba de algunas tarifas de servicios públicos. Fuentes del mercado estiman que el Estado podría recaudar unos 600 millones de pesos extra gracias al fin de este privilegio impositivo.

La exención de la alícuota del 35% por Ganancias para los fideicomisos financieros había sido dispuesta por el decreto 1344 de 1998. De la mano de ese beneficio, los fideicomisos de este tipo vivieron un boom: las colocaciones en este instrumento pasaron de $ 1624 millones en 2004 a $ 8500 millones en 2007. Las grandes cadenas de electrodomésticos aprovecharon este fenómeno para extender el consumo masivo en sectores poco bancarizados. Durante 2007, los principales emisores de fideicomisos fueron empresas como el grupo Megatone (Confibono, Megabono y Secubono por $ 1394 millones), el grupo Frávega (Consubond y Consubono por $ 630 millones) y Garbarino (por $ 553 millones). En el último año también se habían destacado las emisiones de fideicomisos que apuntaban a financiar la compra de insumos y maquinarias agrícolas (hubo 30 emisiones).

"Va a subir unos 10 puntos la tasa de interés en la compra de electrodomésticos", dijo a LA NACION el economista Miguel Bein.

El ex viceministro de Economía consideró que el beneficio fiscal para los fideicomisos "era una excepción que no tenía mayor sentido" y señaló que se había llegado a una situación en la que los balances de las cadenas de electrodomésticos "no tenían rentabilidad y toda la rentabilidad estaba alojada en los fideicomisos".

La decisión de gravar una parte de la renta financiera -un reclamo con el que algunos sectores del agro habían corrido "por izquierda" al Gobierno- fue tomada con cierto pesimismo por los actores del mercado local. Algunos operadores mencionaron este factor entre los que contribuyeron a que el Merval cayera ayer un 1,86 por ciento.

Para el economista Rogelio Frigerio, de la consultora Economía y Regiones, "la medida puede llegar a tener algún impacto en la inversión financiera. La Argentina está en este momento teniendo un nivel de incertidumbre muy importante para el sector financiero y esto no ayuda". Aunque consideró que la eliminación de este tipo de exenciones puede ser por sí misma positiva, advirtió que se eligió un mal contexto para oficializarla.

"Con los problemas que hay hoy para acceder al crédito puede terminar siendo un obstáculo para la financiación de las pymes", dijo.

El tributarista César Litvin consideró que "la medida impactará negativamente en

Temas en esta nota

    Cargando...