Mercados: ola mundial de pesimismo

Bajas generalizadas; la plaza local, con problemas propios.

Por
02deAgostode2008a las06:38

Una ola pesimista recorrió ayer los mercados bursátiles del mundo para, en los hechos, agregar presión bajista a la alicaída plaza local, que cerró ayer una jornada negativa.

Los mercados globales dieron nuevas muestras de estar adecuándose al escenario que imaginan más probable: una desaceleración en el inédito ciclo de armónico crecimiento mundial abierto hace seis años.

El detonante del reacomodamiento, según los analistas, fueron los datos de Estados Unidos, que mostraron una nueva suba del desempleo (la séptima consecutiva, por lo que ya se perdieron en lo que va del año 463.000 empleos) y otra baja de la actividad manufacturera, aunque se trató de dos señales previsibles. Además, para ser honestos, la ola bajista comenzó en las plazas que por razones horarias abren su sesión más temprano.

El problema fue que a este cuadro general de depresión se sumaron algunos balances de grandes corporaciones que sorprendieron por su nivel de pérdidas. El caso paradigmático fue el de General Motors, compañía que reconoció ayer que sus pérdidas llegaron a los US$ 15,5 mil millones en el segundo trimestre, por el desplome de las ventas en América del Norte y los gastos derivados de su enorme plan de reestructuración, que supone US$ 9100 millones en cargas extraordinarias.

El repaso de la jornada es elocuente. El día arrancó con una fuerte baja en Tokio (-2,11%), tendencia que se contagió a Europa, donde se desplomaron las bolsas de Madrid (-2,62%); París (-1,78%) y Francfort (-1,28%). Luego llegó el turno de Wall Street (que terminaría morigerando su caída) y los mercados de la región, que se hundieron entre 2% (México) y 3,15%( Brasil).

Debajo de los 1900 puntos
Desde este punto de vista, la baja del 1,86% que registró en Buenos Aires el Merval sería anecdótica de no ser que se trata de una plaza que se mueve según su propia coyuntura problemática y porque este índice viene de perder casi un 9% en julio. El dato relevante del día es que, con la baja de ayer, el Merval volvió a hundirse por debajo de los 1900 puntos (quedó en 1884,6), esta vez arrastrado por una virulenta toma de ganancias que afectó a los papeles del sector energético.

Esto tiende a corroborar que el aumento de tarifas dispuesto para la electricidad en el área metropolitana, a juicio de los inversores, no cambia la complicada ecuación económica de esas compañías de servicios.

Las mayores bajas correspondieron a Edenor (-6,4%) y Pampa (-5,9%). Detrás se ubicaron el Grupo Clarín (-5,4%); Transener (-4,1%); Molinos (-3,6%); Banco Patagonia (-2,1%), y Tenaris (-2%), en una rueda en la que el número de bajas (69) más que duplicó el de alzas (32). El pesimismo en el mercado local es tal que ayer se repetía un irónico chiste. ¿Cuál es la diferencia existente entre una pila y un inversor argentino? Que al inversor ya no le queda un lado positivo.

Temas en esta nota

    Cargando...